Después de saber que la FIFA va a permitir que los jugadores ligados a equipos rusos y ucranianos puedan suspender sus contratos temporalmente tras el estallido de la guerra, Tonny Vilhena podría estar cerca de continuar en el cuadro blanquiazul de cara al próximo curso. 

Una operación a coste cero

Si bien es cierto que, cuando el Espanyol incorporó a Vilhena a sus filas, el FK Krasnodar ofrecía a los catalanes una opción de compra no obligatoria inferior a los tres millones de euros, a día de hoy la situación es totalmente diferente.

El futbolista neerlandés podría suspender su convenio con el club ruso, con el que tiene contrato hasta 2024. Este acuerdo entre club y jugador podría suspenderse durante una temporada, algo que no supondría coste alguno para el bolsillo del club catalán y que no se vería con malos ojos.

A partir del día 30 de junio, el jugador de Maassluis será agente libre y la decisión sobre su futuro en Cornellà es tanto suya como del Espanyol.

Tonny Vilhena en un encuentro de Liga. Fuente: Voetbal International

Diego Martínez es la clave

Desde que el técnico gallego ha llegado al banquillo perico, su presencia se ha hecho notar. Con apenas 3 semanas en el cargo, Diego Martínez ha dado puerta jugadores veteranos en el club como son Diego López, David López y Dídac Vilà, mientras que se ha encargado de darle el visto bueno a Brian Oliván.

Parece que el de Vigo está preparado para liderar un proyecto ambicioso y no le va a temblar el pulso para hacer cambios en la plantilla. Es por ello que es él quien tiene la llave para que la operación de Vilhena se lleve a cabo. Parece que, por el momento, el Espanyol no tiene atado a ningún jugador de banda y el futbolista holandés podría ser la primera incorporación ofensiva para reforzar la delantera.

Vilhena en una sesión de entrenamiento con el Espanyol. Fuente: RCD Espanyol

¿Vilhena encajaría en el nuevo proyecto?

Desde su llegada a Barcelona, Vilhena se ha hecho un hueco en el once titular y parece que no le ha costado demasiado adaptarse a la dinámica blanquiazul. El jugador de 27 años, es un futbolista con mucha calidad en sus botas y con una gran capacidad de desequilibrio. Aunque su posición natural es la de lateral izquierdo, no desempeña un mal papel partiendo desde el centro del campo, sin embargo, Vicente Moreno decidió situarlo en banda izquierda, donde no se ha adaptado nada mal.

Con un gol y una asistencia en 27 partidos, su rendimiento ha sido satisfactorio para la hinchada perica y, de quedarse un año más en Cornellà, podría explotar todo su potencial como jugador, pues ya conoce la casa.

Footer
Artículo anteriorTemporada 21/22: De la ilusión a la decepción
Artículo siguienteOFICIAL: Cordero renueva hasta el 2025
Soy de Barcelona, tengo 18 años y actualmente curso el primer año del grado de periodismo. Me gusta mucho el fútbol, sigo LaLiga desde hace varios años y tengo muchas ganas de empezar a trabajar en este mundo. Tlf: 640 11 53 05 LinkedIn: linkedin.com/in/pablo-sánchez-carmona-a582a8225