El drama del Sevilla en Europa está servido, pero en liga la cosa cambia completamente.

El Sevilla de liga

Los equipos españoles tienen un juego pausado, sin mucho ritmo, esto beneficia al equipo rojiblanco que tiene un ritmo de construcción lento. A la hora de crear jugadas el trío defensivo KoundéDiego Carlos-Fernando toma protagonismo y es que son estos 3 los encargados de hacer funcionar la maquinaria sevillista. Si alguien no sabe que hacer con la pelota siempre tiene la opción de dar el pase atrás y siempre estará uno de los 3 para recibir y empezar de nuevo.

Diego Carlos celebrando un gol contra el Osasuna. Fuente: diariodesevilla.es

Los de Nervión van terceros en liga a un solo punto del líder y encima tienen un partido atrasado contra el FC Barcelona. Con 7 victorias, 3 empates y 1 sola derrota los sevillistas están firmando un comienzo de temporada espectacular siendo el equipo menos goleado y el segundo mas goleador.

El Sevilla de Champions

El claro favorito para terminar primero de grupo eran los rojiblancos, pero la triste realidad es que en la cuarta jornada a falta de solo 2 partidos va colista con 3 puntos.

¿Qué es lo que no funciona? ¿Por qué da tantos fallos el Sevilla en Europa?

Te lo explicamos brevemente, los rivales son totalmente diferentes. Los equipos que comparten grupo con el Sevilla son muy dinámicos y tienen unos delanteros con una velocidad punta muy elevada.

Óliver Torres batallando un balón a Jonathan David. Fuente: libertaddigital.com

Los de Lopetegui están acostumbrados a tener el balón y construir su juego «tranquilamente» pero en la Champions sucede todo lo contrario, cuando un rival le pone una presión alta e intensa para que al Sevilla le cueste salir ya tiene ganada la mitad del partido. Solo le falta batir el arco de Bono para acercarse aún más hacia la victoria, pero con los últimos despistes y fallos tontos como el penalti de Delaney contra el Lille o los 2 penaltis cometidos por Bono y Navas contra el Salzburgo no lo tienen muy difícil.

El plan B

El Sevilla cuando juega de lado a lado es terriblemente previsible pero está tan bien ordenado que es cuestión de tiempo que llegue el gol. La cuestión está en que cuando te enfrentas a un equipo con jugadores muy rápidos y físicos que saben presionarte con intensidad se te hace muy difícil poder sacar el balón y mucho menos jugarlo ordenadamente.

Si el sistema por excelencia de Lopetegui no funciona hay que buscar otras opciones. La otra opción del Sevilla es meter balones aéreos al área esperando que alguien los remate, pero la mayoría de balones pasan de una banda a otra todo el tiempo.

Difícilmente el Sevilla es capaz de entrar por dentro al área rival, solo existen las bandas para Lopetegui. Los demás entrenadores ya se están dando cuenta de la debilidad de este equipo, el técnico vasco tiene que ponerse las pilas ya si quiere revertir la situación.

Aún es posible

A pesar del fracaso del Sevilla en Champions aún dependen de sí mismos. Si ganan en casa contra el Wolfsburgo y fuera contra el Salzburgo estarán matemáticamente en octavos de Champions independientes de qué hagan los demás equipos. También pueden quedar primeros de grupo pero se ve prácticamente inalcanzable.

Clasificación grupo G de la Champions League. Fuente: uefa.com

¿Logrará el Sevilla ganar los dos partidos que le quedan para pasar de ronda? ¿Cambiará Lopetegui su sistema de juego?

 

José Antonio De los Santos Jiménez

Footer
Artículo anteriorAtalanta 2-2 Manchester United: Cristiano salva 1 punto importante en Bérgamo
Artículo siguienteLesión preocupante en el Granada
Sevillano de nacimiento y sevillista de corazón. 21 años, estudio animación 2D y 3D. Disfrutando del fútbol desde pequeño. @ssantos.00

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí