Al Sevilla le hace falta más verticalidad para llegar al área y crear más ocasiones de gol. No hace falta que busquen fuera, lo que buscan ya está en casa y se llama Lucas Ocampos.

El comienzo del bajón

Todo empezó en su segunda temporada en Sevilla, donde Lucas estaba en muy buena forma anotando varios goles y dando alguna que otra asistencia, pero sobre todo el argentino era clave en el esquema de Lopetegui ya que la mayoría de jugadas nacían de sus botas. En esa época era puro desborde, se iba casi de cualquier defensor que se le pusiera enfrente además no tenía miedo de enfrentarse cuerpo a cuerpo para batallar el balón.

Ocampos sufre una dura entrada de Djené. Fuente: elsol.com

El calvario llegaría un 6 de febrero en un partido contra el Getafe cuando Djené le pisó el tobillo causándole un esguince de segundo grado de la sindesmosis anterior y del ligamento peroneo calcáneo del tobillo izquierdo. El sevillista fue retirado en camilla del terreno de juego cuando le dijo a su entrenador «Me han destrozado la pierna«, Lopetegui al escuchar esto fue a reclamarle con cierta agresividad a Bordalás el cual tampoco se andó con chiquitas y ambos terminaron expulsados.

El partido terminó 3-0 a favor del Sevilla pero todas las miradas estaban puestas en la lesión de Ocampos. No estuvo más de 1 mes fuera de los terrenos de juego, pero lo suficiente para perderse la ida de los cuartos de final de la Champions League y la ida de la semifinal de la Copa del Rey.

Aún le persigue

Ocampos volvió a jugar en la vuelta de la semifinal de la Copa del Rey donde falló un penalti decisivo y no dio una buena imagen. Desde ese día Ocampos solo ha marcado 1 gol(en abril) y 1 asistencia. Si bien es cierto que no volvió a ser el mismo es porque no se recuperó del todo y forzó a jugar para poder ayudar al equipo. Intentó dar el máximo pero no le salían las cosas, en verano tuvo una pequeña recaída y tuvo que tener un seguimiento especial por parte del club.

Ocampos contra el Valencia. Fuente: orgullobiri.com

Ya no hay excusas

Su tobillo ya recuperado no debe ser un impedimento para mostrar el nivel que ofreció en la primera temporada como rojiblanco. Le queda un gran trabajo por delante al bueno de Ocampos, pero debe rendir mucho mejor de lo que está haciendo actualmente si no quiere que Lamela y Suso le quiten el puesto.

Ya se habló en el mercado veraniego de un posible fichaje de Guedes que estuvo muy cerca de desembarcar en Nervión, de haber sido así Lucas ahora mismo estaría por detrás de Lamela y Guedes en los planes de Lopetegui.

Footer
Artículo anteriorReal Sociedad-Mónaco: a prolongar la buena racha en Europa
Artículo siguienteAtlético Madrid Femenino 3-2 Alavés Gloriosas: Llega la primera derrota de las Gloriosas.
Sevillano de nacimiento y sevillista de corazón. 21 años, estudio animación 2D y 3D. Disfrutando del fútbol desde pequeño. @ssantos.00