Tras empezar fenomenal la temporada con muy buenas sensaciones y teniendo al Reale Arena como fortín, los donostiarras están sufriendo un bajón en el mes que se está jugando cosas importantes y contra rivales directos.

Parecida racha al del año pasado

Tras estos últimos partidos malos y el bajón del equipo muchos recuerdan el bajón importante que sufrió la Real el año pasado en el mismo mes. Por entonces los de Imanol se encontraban primeros antes del parón de noviembre, pero a la vuelta comenzaban las dudas y los malos resultados y junto a ello vinieron muchas bajas y importantes.

Este año parece que la situación se repite aunque está vez no hay tantas bajas pero las que ahí son muy importantes. Y es que Merino, Silva y Aritz son tres pilares del equipo y se ha visto que sin ellos la Real no funciona igual, los dos primeros lesionados, son los anclas en el medio y ayudan mucho en la creación del juego, por otra parte, Aritz uno de los capitanes y el jefe de la zaga ha tenido una sanción de dos partidos en liga en los que los donostiarras recibieron tres goles y no marcaron ninguno. El año pasado a estas alturas, del parón de noviembre al de diciembre sumó 3 de 18 puntos posibles en liga, actualmente solo lleva 1 de 9 y le falta por jugar frente a Villarreal y Betis, dos rivales directos por los puestos europeos.

Merino disgustado ante una acción del partido. Fuente: Eurosport

Atacantes en sequía

Tanto Isak como Sorloth no están pasando por su mejor momento, en liga en los últimos tres partidos los donostiarras no han conseguido ningún gol y ante ello todos miran al sueco y al noruego. El noruego solo lleva tres goles en los 17 partidos que ha jugado como txuri-urdin, el último lo marcó en Copa frente al Panadería de Segunda RFEF.

Isak lleva mejores números pero tampoco está en su mejor momento y eso la Real lo está notando. Por otra parte está el capitán Oyarzabal que hace poco volvió de lesión pero no estamos viendo al Mikel de antes. Januzaj está intentando tirar del carro en estos momentos pero tampoco consigue abrir la lata en los partidos y eso a la Real le perjudica ante el mal momento de sus delanteros.

Isak y Oyarzabal en un partido de Europa. Fuente: UEFA

 

Footer
Artículo anteriorJean Pyerre cerca del Alavés
Artículo siguienteBayern de Múnich 3-0 FC Barcelona: Los alemanes destierran a los blaugranas a la Europa League
Tengo 16 años, voy a hacer 2 bachillerato ahora, vivo cerca de San Sebastián, me gusta mucho ver el deporte en general futbol y quiero estudiar periodismo deportivo

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí