Tras un año duro, diferente y complicado sin la presencia del público en los estadios, la Real cerrará el 2021 con un titulo después de 34 años sin ganar ni uno. Precisamente el último trofeo que levantaron los donostiarras fue la Copa del Rey.

Difícil comienzo

Los de Imanol comenzaban el año con ganas de darle la vuelta a la situación y para ello tenían 4 competiciones ilusionantes y una final pendiente del 2020. El 2021 comenzaba con dudas ya que terminó mal el año 2020 sin buenos resultados en liga, aunque lo salvó con una victoria en el derbi frente al Athletic, pero de ahí para adelante les esperaban partidos difíciles y en competiciones diferentes. Nada más comenzar el año se iba a enfrentar al Barcelona en las semifinales de la Supercopa, en dicho encuentro los donostiarras fueron eliminados en penaltis, pero un estelar Januzaj estuvo a punto de dar la sorpresa y hacer soñar a los donostiarras con otro título pero por desgracia un gran Ter Stegen y los palos evitaron eso.

Dos semanas más tarde jugó los octavos de final de la copa frente al Betis, en el Benito Villamarín. Los donostiarras venían con ilusión de avanzar de ronda para intentar igualar el año anterior de la copa, pero por desgracia los locales se impusieron en la prorroga y la Real quedo eliminada antes de lo previsto. Aquel partido quedo marcado por la expulsión de Illarramendi, ya que los aficionados recriminaban que la roja era muy dudosa y el arbitro ni lo miró en el VAR siendo una expulsión que marcaba el partido.

Europa League

Tras pasar en la última jornada en el último suspiro, la alegría en Donostia era evidente pero después del sorteo la alegría se traslado a pena, ya que les tocaba el Manchester United en dieciseisavos de final. Aunque el conjunto inglés no venía en buen momento todos sabemos el potencial de los diablos rojos y de los jugadores que tienen. Llegó febrero y por la situación de la pandemia, la UEFA tuvo que obligar a la Real a cambiar de estadio para jugar la ida, ya que los ingleses no podían entrar a España, por eso se tuvo que jugar en Turín. En el calentamiento del partido todo transcurría con normalidad hasta que Aritz el jefe de la zaga se lesionó instantes antes de comenzar el encuentro. La mala suerte perseguía a la Real y el partido también acabo mal, 0-4 fue el resultado de la ida y también del global, la calidad de los diablos rojos y los fallos atrás penalizaron a los de Imanol, sin dejarles opción para la vuelta.

Bruno Fernandes tirando a puerta después de superar a Remiro y ante la mirada de Zubeldia y Monreal.
Fuente: Marca Argentina

Final de la Copa

4 de abril de 2021, el día que todos los de la Real tenían marcado desde hace tiempo en el calendario, por desgracia la final era sin público y cada uno lo tuvo que ver en sus casas. Después de muchos años la Real tenia una oportunidad de oro para conseguir otro título y además contra el Athletic, el rival adecuado. Un día antes en Zubieta miles de aficionados acudieron a la despedida de los jugadores para que sintieran de cerca a la afición aunque no pudieran estar dentro del estadio animando. El partido comenzó algo espeso, los dos equipos no querían dejar huecos atrás aunque el balón siempre lo tenía la Real, le costaba generalizar ocasiones, hasta que al inicio del segundo tiempo un penalti de Iñigo Martínez logro que la Real tuviera una oportunidad de oro para adelantarse. Oyarzabal cogió el balón y con la tranquilidad habitual logró materializar el penalti y que los donostiarras ganaran el ansiado trofeo que llevaban sin ganarlo 34 años.

Final de temporada dulce

Con la euforia de ganar la Copa, la Real tenía otro objetivo que cumplir en liga y era clasificarse a Europa por segundo año consecutivo. Tras iniciar el año regular, Imanol consiguió cambiar el rumbo y conducir a su equipo otra vez a Europa, aunque hasta la última jornada no lo consiguió certificar, se enfrentaba a un Osasuna sin nada en juego, mientras tanto la Real se jugaba un puesto con Betis y Villarreal, que se enfrentaba al Celta y al Madrid respectivamente. Tras un primer tiempo sin goles en la segunda la Real puso una marcha más para lograr el ansiado billete europeo y para cerrar un año redondo consiguió clasificarse a Europa.

Aritz disputando un balón en el último encuentro del año pasado frente al Osasuna.
Fuente: Navarra El Español

Nueva temporada con nuevas ilusiones

Empezaba la temporada con una dura derrota en Barcelona y con dudas en defensa, Imanol no dudo en dejar un mensaje a sus jugadores y ellos lo recibieron y cambiaron en los siguientes partidos, tanto que estuvo hasta noviembre líder. Pero por desgracia vino el parón y la Real se vino abajo y bajaron en tan solo cinco partidos al quinto puesto. Por otro lado en Europa otro año más logró clasificarse en la última jornada sufriendo pero cumplió el conjunto dirigido por Imanol. En copa a superado dos rondas frente a equipos de Primera RFEF y Segunda RFEF.

Sorloth celebrando el gol que cerraba la goleada para certificar el pase a la siguiente ronda en Europa.
Fuente: Diario Vasco
Footer
Artículo anteriorUn 2021 increíble para el Villarreal
Artículo siguiente2021, un año de ensueño en clave rayista
Tengo 16 años, voy a hacer 2 bachillerato ahora, vivo cerca de San Sebastián, me gusta mucho ver el deporte en general futbol y quiero estudiar periodismo deportivo

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí