Tras su negativa a renovar con el PSG, el delantero francés puede negociar con cualquier equipo a partir de este sábado.

Un sueño que se hará realidad

Con la inminente apertura del mercado invernal, la llegada de Mbappé al Real Madrid comienza a ser una cuestión de horas. Tras varios años sonando el francés para recalar en el conjunto blanco, 2022 será, si nada se tuerce y tal como parece ser, el año en que el delantero francés dejará de vestir la camiseta parisina para vestir la madrileña. 

En el último mercado de verano el Real Madrid hizo una oferta por el francés que rondaba los 200 millones de euros, una cifra bastante alta para un futbolista que entraba en su último año de contrato. Sin embargo, la respuesta del PSG fue negarse a aceptar cualquier oferta, quien considera además que el club presidido por Florentino Pérez ha jugado sucio

Nasser Al Khelaifi, uno de los directivos importantes del PSG Fuente: Libertad Digital

El PSG, sin comodines

La situación es diferente a otras ocasiones, por primera vez el jugador es el que tiene el poder de decidir sobre su futuro y no su club. Los parisinos lo han intentado en varias ocasiones, pero en todas han tenido la negativa de Mbappé a renovar. En el último verano el jugador ya pidió salir, pero el PSG no respetó su deseo de abandonar el club. Ahora, todo indica que el futuro del crack francés pasa por cumplir su deseo y vestir la camiseta del Real Madrid la próxima temporada. 

Una operación galáctica

El club blanco realizaría una operación, que en su día pudo rondar los 200 millones de euros, económica y futbolísticamente excelente, ya que ficharía a coste cero a uno de los mejores jugadores del planeta, llamado para reinar este deporte en los próximos años. Marca y As apuntan a que ambas partes tienen la intención de cerrar cuanto antes su incorporación, pero que en cualquier caso se llevará con discreción y no habrá movimiento hasta que pase la eliminatoria de Champions League en febrero con el fin de no molestar a su actual club.

Florentino Pérez, presidente del Real Madrid Fuente: Mundo Deportivo

Más que una eliminatoria de Champions

Ambos clubes se enfrentarán dentro de algo más de un mes en la máxima competición europea, un duelo que irá más allá del césped. En juego estará la Champions, pero la tensión del crack galo, la Superliga, la relación con la UEFA, la vuelta de Sergio Ramos al Santiago Bernabéu o la visita de Messi a este estadio con otra camiseta distinta a la del Barça son algunos motivos que rodean el partido estelar de los octavos de final.

Footer
Artículo anteriorCambio de estrategia
Artículo siguienteEl Covid-19 sigue atacando a Osasuna