El Real Madrid se marcha al parón de selecciones con las peores sensaciones posibles. Tras consumar la primera derrota en Liga contra el Espanyol por 1-2, los blancos finalizan esta semana con 3 partidos consecutivos sin conocer la victoria, con un empate y dos derrotas.

Doce días atrás el conjunto merengue volaba como un cohete y goleaba en el Santiago Bernabéu 6-1 al Mallorca, sin embargo todas esas sensaciones positivas se dinamitaron 3 días después empatando a cero frente al Villarreal. Desde entonces, Villarreal, Sheriff y Espanyol han sabido contrarrestar al conjunto de Carlo Ancelotti.

Antes del pasado sábado 25 de septiembre, los merengues contaban con 21 goles a favor y 8 en contra, con un Benzema estelar, Vinicius en su mejor momento acertado a portería, Camavinga era la sonrisa del vestuario… pero todo ha cambiado.

Los jugadores celebrando uno de los goles frente al Mallorca Fuente: realmadrid.com

Los fantasmas del pasado regresan a Valdebebas

Los problemas de temporadas anteriores parecían haber sido solucionados por Ancelotti y todo eran sonrisas en Valdebebas en las últimas semanas. Sin embargo, en estos 3 últimos partidos el Real Madrid solo ha anotado 2 goles, con el mismo protagonista habitual, Karim Benzema, evidenciándose de nuevo que el francés arriba necesita compañía. 

Karim Benzema celebrando uno de sus goles Fuente: realmadrid.com

A la falta de gol arriba se le suma los problemas atrás. Con la baja de Carvajal en el lateral derecho (acumula muchas lesiones en las últimas temporadas) y las bajas en el lateral izquierdo de Ferland Mendy y del capitán Marcelo, la defensa blanca se encuentra bajo de efectivos. 

Lucas Vázquez no es el mismo de la temporada pasada y no termina de afianzarse con Ancelotti en la posición de lateral, por lo que ha probado en esa posición al uruguayo Fede Valverde, sin demasiado éxito, lo que ello implica que no ha encontrado aún un sustituto para la vacante que ha dejado el 2 del Real Madrid

En la otra banda los problemas son semejantes. Con los 2 laterales izquierdos lesionados hay un puesto libre y las alternativas en esa posición abundan, pues podrían desempeñar esa labor el recién llegado Alaba, Nacho Fernández o incluso el canterano Miguel Gutiérrez.

David Alaba en el RCDE Stadium Fuente: realmadrid.com

La realidad es que Ancelotti no encuentra la tecla para encajar la defensa. Los 3 jugadores mencionados han jugado en esa demarcación, pero las rotaciones son constantes, Valverde en el lateral no está cómodo y Lucas no está dando el excelente rendimiento que dio la temporada pasada. Es más, en algún partido ha cambiado el esquema.  

Calendario complicado

Habrá que esperar hasta el martes 19 para volver a ver en acción al Real Madrid (su partido de liga contra el Athletic está aplazado). Los blancos jugarán en Champions League frente al Shaktar Donetsk en Kiev, equipo que la pasada campaña ya le venció en los 2 respectivos encuentros. 

Tras la disputa de ese partido buscando la primera plaza en su grupo europeo, el plato gordo llega ese fin de semana, cuando FC Barcelona y Real Madrid se enfrenten en el Camp Nou el domingo 24 a las 16:15 horas.

Vinicius encarando a Dest la temporada pasada en el Camp Nou Fuente: realmadrid.com

Una semana en el Real Madrid da para mucho y con un rendimiento de más a menos, el técnico italiano tendrá que encontrar en este parón la tecla para solucionar los problemas del Real Madrid, puesto que nada más regresar tendrá 2 partidos que decidirán mucho sobre el futuro de su equipo en Liga y en Champions League.

Carlo Ancelotti dirigiendo al Real Madrid en el RCDE Stadium Fuente: realmadrid.com
Footer
Artículo anteriorLos Indar Gorri hacen las paces con el Chimy
Artículo siguienteSwedberg: el crack sueco que es forofo del Valencia CF