La victoria de ayer ante el Rayo Vallecano va más allá del resultado o del hecho de hacer pleno de puntos en El Sadar, sino que también se alcanzó y se batió varios registros históricos.

Partido serio con un final agónico 

Osasuna arrancó el partido como lo suele hacer, imponiendo su juego sobre el terreno de césped, con mucho ritmo, juego directo pero, a la vez, combinativo y tratando de crear peligro al rival a base de centros al área. La primera la tuvo el Rayo en una contra que aprovechaba la velocidad de sus bandas para que Álvaro García pusiese un centro peligroso al corazón del área. La más clara de los rojillos llegó en un balón en largo que trata de ceder Balliu a su portero pero falla y llega Moi Gómez que se queda sólo ante Dimitrievski pero este aguanta bien y le gana la partida al rojillo. El resto de la primera mitad siguió siendo una odisea de fútbol de Osasuna que apenas le dejaba balón al Rayo Vallecano pero una gran defensa rayista nos llevó al descanso con 0-0.

Osasuna no logró perforar la portería rival en la primera mitad.
Fuente: Twitter de Osasuna

En la segunda mitad, Osasuna continuó a lo suyo, se lesionado Torró y entraba Brasanac al campo quien poco después iba a ser quien iba a poner el pase para que Aimar Oroz con un gran giro de tobillo pusiese el balón pegado al palo contrario, imposible para Dimitrievski, y así adelantar a los rojillos. Cinco minutos después el VAR iba a corregir la decisión del colegiado de pitar penalti de Nacho Vidal sobre Álvaro García al ver que el rojillo no derriba al delantero sino que es el jugador del Rayo Vallecano quien acaba pisando al lateral.

El Rayo realizó un cambio que a la postre iba a cambiar el partido dando entrada a Comesaña para tener más presencia en el mediocampo y adueñarse del balón. El cambio salió bien y en una falta desde la frontal la iba a reventar Lejuene para colarla por el palo contrario y así poner el 1-1 en el marcador. Los siguientes minutos iba a ser un toma y daca de ambos conjuntos, sin un dominador claro, pero en el minuto 90 una gran jugada individual de Ez Abde que se va de todos, llega a línea de fondo, pone un centro raso al segundo palo para que la empuje Rubén García, le iba a dar al conjunto navarro los tres puntos.

Centro de Abde para que Rubén García ponga el segundo.
Fuente: Twitter de Osasuna

Registros históricos

Esta no fue una simple victoria sino que se alcanzaron varios registros históricos en concreto cuatro:

El primero fue el de ser el debutante más joven que da una asistencia en un partido en Primera división en el siglo XXI con Osasuna que lo ha logrado Ez Abde a sus 20 años de edad.

También Jagoba Arrasate con la victoria se colocó como el segundo entrenador del conjunto navarro con más victorias alcanzando a Pepe Alzate con 72 y sólo superado por Pedro Zabalza con 122.

Asimismo, los rojillos vencieron en sus tres primeros partidos en casa por sexta vez en toda su historia y por último, con estos tres puntos cosechados Osasuna alcanza los 1500 puntos en la tabla clasificatoria histórica de Primera división.

Daniel Arangay Martínez 
Footer
Artículo anteriorOficial: Javi Moyano es jugador del Real Jaén
Artículo siguienteReal Valladolid-Almería: Interesante duelo para cerrar la jornada en el José Zorrilla
Me llamo Dani, tengo 19 años, estudio ADE en la universidad y soy un apasionado del futbol, en concreto, de Osasuna.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí