El pasado 9 de junio se hizo oficial la renovación de Lucas Torró por Osasuna para las próximas 5 temporadas. Una renovación que tuvo como principal artífice al propio jugador.

Torró quiso quedarse

Ya han pasado casi 3 semanas desde que Lucas Torró renovó con Osasuna hasta 2027, pero hoy sabemos que estuvo cerca de no producirse ya que sucedió una situación parecida a la que le ha ocurrido a Moncayola con el Athletic. Según ha podido conocer el Diario de Navarra, tanto el Villarreal como el Sevilla (equipo que va a jugar la temporada que viene Champions League) estaban dispuestos a pagar la cláusula de rescisión del mediocentro alicantino que era de 10 millones de euros, pero este se negó a salir de Pamplona y decidió renovar con el conjunto navarro.

Con la renovación su cláusula de rescisión asciende a los 20 millones de euros y Osasuna se asegura un mediocentro defensivo de mucho nivel con el que da un salto de calidad en el mediocampo y que aporta equilibrio, dirección al juego, rigor en el pase, juego defensivo y mucha calidad.

Asimismo, siempre ha sido un jugador muy querido en Pamplona y esta nueva temporada que se nos presenta será su cuarta temporada en Osasuna, la tercera de manera consecutiva.

Imagen de Lucas Torró celebrando el gol que anotó al Villarreal.
Fuente: Sport
Footer
Artículo anteriorMarc Cardona será nuevo jugador de Las Palmas
Artículo siguienteOrlegi compra al Sporting
Me llamo Dani, tengo 19 años, estudio ADE en la universidad y soy entrenador de fútbol en el Navarro Villoslada.