Getafe y Athletic miden sus aspiraciones en esta temporada a las 21:00 en el Coliseum Alfonso Pérez.

Situación de ambos equipos 

Si bien es cierto que los bilbainos están muy por encima de los madrileños en la clasificación, la dinámica actual que atraviesan ambos conjuntos es totalmente distinta.

El Getafe viene de golear al Mollerussa en la Copa del Rey y pasar a la siguiente ronda. La última jornada ligera empataron ante el Mallorca a 0. Por el otro lado el Athletic, que no ha disputado todavía la Copa por jugar la Supercopa en enero, jugó entre semana un partido aplazado que perdió por 1-0 ante el Real Madrid, aunque los leones merecieron más. Los vascos no conocen la victoria desde el 23 de octubre.

Ambos equipos quieren ganar para seguir escalando posiciones, y en el caso de los locales seguir haciendo de su casa un fortín, donde llevan dos victorias consecutivas.

Los futbolistas del Getafe celebran un gol de esta temporada. Fuente: Marca

Último enfrentamiento entre ambos

La última vez que se vieron las caras azulones y rojiblancos fue el 29 de noviembre de 2020, duelo que empataron a 1 con goles de Ángel y Villalibre.

Último partido entre Getafe y Athletic en el Coliseum. Fuente: Athletic – El Correo

Jugadores a seguir

Los futbolistas que a priori pueden marcar la diferencia en este encuentro son, por parte del equipo de Quique Sánchez Flores, sus dos delanteros, Enes Unal y Sandro que están siendo claves en la remontada de su equipo. En los visitantes, destacan entre otros, Iñaki Williams y su capitán Muniain que cada jugada en la que participan suele acabar en gol.

Williams celebra un gol. Fuente: Marca

Posibles alineaciones

Getafe: David Soria; Djene, Mitrovic, Cuenca; Olivera, Aleñá, Maksimovic, Arambarri, Damián Suárez; Enes Unal y Sandro.

Athletic Club: Unai Simón; Petxarroman, Yeray, Iñigo Martínez, Lekue; Zarraga, Dani García, Vencedor, Nico Williams; Sancet y Raúl García.

 

Footer
Artículo anteriorCelta 1-2 Valencia: Para ganar hay que saber sufrir
Artículo siguienteReal Zaragoza – SD Eibar: Partido complicado en La Romareda