Tras la última victoria antes del parón navideño que sitúa a los azulones fuera del descenso, la afición confía más que nunca en la salvación. 

Por primera vez fuera del descenso

Parecía imposible hace no muchas jornadas que el Getafe saliese de descenso en la primera vuelta. Desde la llegada de Quique Sánchez Flores, ese pensamiento cambió, y por primera vez esta temporada los azulones se sitúan fuera de la zona baja de la tabla. El buen hacer en los últimos partidos, sobre todo en el Coliseum permiten que la afición sueñe despierta.

Ahora a los madrileños les espera un exigente mes de enero, que comenzará ante el actual líder, el Real Madrid, pero que podrán descansar entre jornadas al ya estar eliminados de La Copa del Rey.

Imagen de Darío celebrando el gol de la victoria ante Osasuna.
Fuente: GettyImages

El Coliseum, clave

No es casualidad que las únicas victorias del Getafe fuesen en casa, y es que pese a la adversidad, el estar tan abajo con una de las mejores plantillas de la historia del club, la afición siempre se ha mostrado incondicional, y ha sido clave en los triunfos del equipo.

Los azulones saben que gran parte de sus aspiraciones pasan por seguir haciendo de su estadio un fortín, e intentarán seguir con esta dinámica.

El Getafe celebra una de sus victorias en el Coliseum. Fuente: sport.es
Footer
Artículo anteriorEl ‘pellizco’ del Valencia por Ferran
Artículo siguienteSituación actual del CD Lugo