Tras una gran temporada en la división de plata y un buen papel en la Eurocopa sub-21, Javi Puado renovaba hasta 2025 con la disciplina blanquiazul. Las expectativas eran altas, sin embargo, parece que Puado no está cumpliendo con las esperanzas que directiva y afición tenían puestas en él. 

Pieza clave para el ascenso

Después de destacar con el Real Zaragoza, Javi Puado volvía a la disciplina blanquiazul tras su cesión en el conjunto maño. Vicente Moreno apostó por él y le hizo un hueco en el once titular. El futbolista catalán comenzó jugando en banda izquierda, rindiendo a buen nivel y generando múltiples ocasiones de peligro que ponían en aprieto a los rivales. Puado no tardó en hacerse un hueco en el tridente ofensivo. Acompañado por RDT y Embarba, entre los tres consiguieron anotar 44 de los 71 goles espanyolistas.

El barcelonés dejó grandes actuaciones a lo largo del curso, especialmente su hat-trick a Las Palmas. Actuando como extremo en la mayoría de ocasiones, Puado también demostró ser un gran «9», supliendo a la perfección la baja de Raúl de Tomás cuando el madrileño arrastraba lesiones.

Sus goles no pasaron desapercibidos para Luis de la Fuente, que no dudó en llevarlo al Europeo sub-21, donde se consagró como titular.

Puado tras su hat-trick frente a Las Palmas. Fuente: Diario AS

Sobrecarga de partidos

Es evidente que los jugadores tienen un límite y Javi Puado no es una excepción. Habiendo disputado un total de 52 partidos entre Segunda División, Copa del Rey, Eurocopa sub-21 Juegos Olímpicos, entre otras competiciones, el ex de la UE Cornellà ha desencadenado lesiones musculares que eran de esperar. Un cúmulo de partidos al que Puado no estaba acostumbrado, le han hecho perderse 7 encuentros en lo que llevamos de temporada.

Javi Puado tras su gol a Lituania. Fuente: AG Deportes

Un comienzo decepcionante

El 11/07/2021 la renovación de Javi Puado era una realidad. Algo que aliviaba a gran parte de la afición blanquiazul, que temía que su hombre de moda dejase el barco espanyolista. Con un contrato hasta 2025 y una cláusula de 60 millones de euros, las expectativas de cara al regreso a la élite eran altas.

Sin embargo, Puado no ha vuelto de la mejor manera. Tan solo ha jugado el 50% de los encuentros, en ninguno de ellos ha visto puerta ni ha repartido asistencias. De hecho su nivel sobre el terreno de juego deja bastante que desear, aún se le ve un poco verde en el césped y parece que no termina de arrancar.

¿Cuál es realmente el nivel de Puado?

Javi Puado es un jugador muy comprometido con el club y de corazón blanquiazul. Su posición inicial es la de delantero centro, donde ha desempeñado su mejor faceta como goleador, algo que ya vimos la pasada campaña. Sin embargo, las carencias del equipo por banda izquierda han hecho que el canterano haya tenido que aclimatarse a la posición de extremo izquierdo. El «9» blanquiazul es un jugador rápido, con desborde y capacidad para mantener la posesión del balón, siempre buscando alternativas para salir jugando por dentro.

La temporada es muy larga y está llena de altibajos para todos los jugadores. Puado es un futbolista muy importante en el esquema de Vicente Moreno y estamos seguros de que veremos su mejor versión antes de que finalice el curso.

Javi Puado, temporada 20/21. Fuente: SPORT
Footer
Artículo anteriorMovimiento en la enfermería
Artículo siguienteLa afición merece más
Soy de Barcelona, tengo 18 años y actualmente curso el primer año del grado de periodismo. Me gusta mucho el fútbol, sigo LaLiga desde hace varios años y tengo muchas ganas de empezar a trabajar en este mundo. Tlf: 640 11 53 05 LinkedIn: linkedin.com/in/pablo-sánchez-carmona-a582a8225