El Cádiz cae ante el Espanyol sin pena ni gloria y abre más su herida.

Último partido de la novena jornada a falta de los aplazados. El Cádiz buscaba salvar los muebles mientras el Espanyol quería prolongar su racha.

Golpe perico in extremis

Comenzaba el encuentro sin un claro dominador, con contadas ocasiones para ambos equipos. No obstante, el Espanyol buscaba demostrar su valía mientras se gastaba la arena del reloj.

Raúl de Tomás encarando a portería. Fuente: el desmarque.com

Los de Vicente Moreno, viejo conocido cadista por la gran enemistad con el XerezMoreno jugó y entrenó en Jerez—, rozaron el gol con sus dedos hasta en dos ocasiones en el minuto 11. El balón de Pedrosa era rechazado por Ledesma, y en segunda instancia Óscar Gil se topó con Haroyan para evitar el gol.

Los de Cervera, como de costumbre, cerraron líneas. Entonces fue cuando la costumbre, valga la redundancia, entró en acción, y empezó a verse lo previsible. No enloqueceríamos si dijeramos que en el Cádiz se vieron viejas caras nuevas. Los fantasmas de partidos anteriores volvían a aparecer.

Las rápidas transiciones podrian ser, tal vez, lo único que salvara a los de Cervera. Los gaditanos no exasperaron sobremanera, lo que les hizo mostrarse férreos en defensa. El partido estaba abierto y los pericos no lograban hacerse con la ventaja. La madera rechazó el disparo de RDT, que asustó a los amarillos y volvió a encerrarlos. Ledesma tuvo que convertirse en santo para salvar, poco más tarde, otra opción del delantero perico.

Cerca de la muerte súbita de la primera mitad, un saque de esquina acabó en las botas de Loren Morón. El exbético sacó un disparo seco y potente que besó el larguero antes de acabar en botas de R.D.T. Este, que llegaba sabiendo lo que quería, no perdonó y mandó el balón al fondo de la red. 0-1 al descanso.

La Diosa Fortuna sentencia al Cádiz

Salieron los amarillos con una actitud más ofensiva. Era evidente que tras la desventaja en el marcador, se buscaría un juego más vertical. El encuentro se convirtió en un auténtico correcalles. El Espanyol, mientras tanto, buscaba aumentar su ventaja condenando errores.

Y lo logró el equipo de Vicente Moreno. Lo logró de nuevo Raúl De Tomás, aunque en esta ocasión no tuvo la misma fortuna. El tanto se convirtió en el cuarto gol anulado de la temporada para el excanterano madridista.

A medida que corría el reloj, la situación era más quijotesca en la Tacita de Plata. Fue en el minuto 65’ cuando la Diosa Fortuna lanzó una pícara sonrisa a los locales. Un balón rechazado por Chust tras pasar por las botas de Melamed acababa en la portería defendida por Ledesma.

Melendo esquivando a un jugador del Cádiz. Fuente: diariodecadiz.es

Decía Cervantes que “Esta que llaman por ahí Fortuna es una mujer borracha y antojadiza, y sobre todo, ciega, y así no ve lo que hace, ni sabe a quien derriba.”

El Cádiz se mostraba pobre de ideas y dejaba todo a Diego López para contar con una noche plácida. No crearon ocasiones y, para colmo, fallaron las generadas.

Continuando con la entonación poética y cervantina, rescatamos otra cita de aquella famosa novela que decía: “Confía en el tiempo, que suele dar dulces salidas a muchas amargas dificultades”. Tal vez, los aficionados cadistas se deban agarrar a la épica antigua para sobrevivir sin que sus mentes le jueguen malas pasadas.

FICHA TÉCNICA

Cádiz CF: Ledesma, Iza, Chust, Haroyan, Espino, Alarcón (Negredo, 70’), Fali (Perea, 61’), Jonsson (Álex, 70’), Salvi (Álvaro Jiménez, 61’), Sobrino y Lozano (Martín, 70’).

RCD Espanyol: Diego López, Óscar Gil (Rubén, 90’), Sergi Gómez, Cabrera, Pedrosa, David, Melendro (Morlanes, 57’), Darder, Embarba (Wu Lei, 90’), Loren (Nico, 57’) y RDT (Dimata, 86’).

Goles: RDT (0-1; 45’), Melamed (0-2; 65’)

Árbitro: Antonio Mateu Lahoz. Amonestó a Óscar Gil con amarilla por parte local.

Incidencias: Partido correspondiente a la novena jornada liguera y disputado en el RCDE Stadium de Barcelona.

Footer
Artículo anteriorDudoso arbitraje en el Barcelona 3-1 Valencia
Artículo siguiente¿Kiko Casilla o Edgar Badía? La gran duda para Escribá
Sevillano de nacimiento y sevillista de corazón. 21 años, estudio animación 2D y 3D. Disfrutando del fútbol desde pequeño. @ssantos.00