El F.C.Barcelona está viviendo un momento de gracia durante este inicio de temporada. En los primeros 6 partidos, el Barça ha encajado solamente 2 goles y ha convertido 20, lo que hace pensar que los fichajes y la mano de Xavi están funcionando a la perfección. No obstante, hay que tener en cuenta que estos datos son ante rivales que pueden ser considerados de un nivel menor que el del Barça, por lo que el partido de mañana ante el Bayern será una prueba para demostrar si las cosas están realmente bien o si se trata de espejismos.

La mejora empieza por abajo

Aunque es cierto que el Barça ha mejorado mucho arriba, la baja cantidad de goles encajados se entiende por un gran salto cualitativo en defensa. Las incorporaciones defensivas y el renacer de Ter Stegen son los motivos de estos datos. Sin ellos, el equipo se habría dejado algún que otro punto, aunque de momento todas las victorias han sido cómodas.

Ronald Araújo. Fuente: Fichajes.net

Las sensaciones son muy diferentes

Después de unos años de ser incapaces de mirarle a la cara al Bayern, parece que este año, el Barça puede tratar de tú a tú a un Bayern que se tropieza en su liga. Los días antes del 2-8 y de las otras dos derrotas en Champions del año pasado, todo apuntaba a que el Barça saldría mal de esos partidos, hasta tal punto que el objetivo era no salir con una paliza.

En cambio, aunque mañana puede pasar cualquier cosa, al menos las expectativas ya no son no salir con un resultado abultado en contra, sino lograr la victoria.

Messi lamentándose en el 2-8 del Bayern al F.C.Barcelona. Fuente: fcbarcelona.es

El F.C.Barcelona parece estar preparado para volver a competir por todo, y eso pasa por plantarle cara al Bayern, uno de sus verdugos en Europa. Con la defensa reforzada, un medio del campo en el que confiar, y un ataque más que temible, el F.C.Barcelona está preparado como hacía años que no lo estaba para competir contra los que merece competir.

Biel Macià Rodríguez.

Footer
Artículo anteriorAlmería-Osasuna: Un sorprendente Osasuna visita al Almería
Artículo siguiente115 años de historia
Soy un estudiante de periodismo de la UAB, aficionado al futbol y al Barça