El Fútbol Club Barcelona aparentemente afrontaba el último día del mercado estival con la plantilla prácticamente cerrada y con el único objetivo de concretar un par de salidas menores. No obstante, la realidad fue muy diferente, ya que, la entidad blaugrana sorprendió a todo el mundo con un caótico cierre de mercado.

Ilaix, un adiós agridulce 

En este último día de mercado, conocido en Inglaterra como el dead line day, el Barça no madrugó. La primera noticia, referente a un traspaso, que nos llegó fue a las 18:20 de la tarde cuando RB Leipzig y la entidad blaugrana anunciaban la llegada y la marcha de Ilaix Moriba. El Guineano dejó 16 millones en las arcas del Camp Nou, además de 6 millones que podrían entrar en posibles variables y un 10% de una futura venta. En resumen, la baja de Ilaix está muy bien gestionada, un jugador que no quería seguir en el club se marcha dejando una cantidad de dinero urgentemente necesaria.

Ilaix Moriba posando con la camiseta del RB Leipzig. Fuente: As.com

Rey Manaj, no es un adiós es un hasta luego

La tarde seguía y a las 18:55 teníamos un nuevo comunicado oficial. Rey Manaj, el líder ofensivo del Barça B se marchaba cedido al Spezia de la Serie A. En mi opinión, una cesión es lo mejor que se podía hacer con Rey. Además el Spezia pagará toda su ficha, cojera experiencia en una liga top y si los Italianos no efectúan la opción de compra por 2,7 millones, Rey Manaj podría volver algún día al Camp Nou.

Rey como suplente en el Camp Nou. Fuente: Marca.com

Emerson, un paso fugaz pero rentable

En 2018, el Barça y el Betis compraron a medias los derechos del lateral Brasileño. Las primeras 3 campañas de Emerson en la Liga las jugó en Sevilla. Allí, el jugador de Sao Paulo demostró su calidad y el Barcelona no dudó en pagar 14 millones por él e incorpóralo a su plantilla a inicios del mes de agosto de este año. Pese a eso, a las 19:30 del día 31 se confirmó que Emerson dejaba el Barça para poner rumbo a Londres, concretamente al Tottenham Hotspur. El resumen de la etapa de Emerson como culé es 90 minutos jugados, cero goles, cero asistencias y 25 millones que los Spurs le pagaron a los azulgranas.
Pese a que la cantidad económica que se ha pagado por él está muy bien, no cabe duda que todos esperábamos que, por lo menos, se le diera una oportunidad de demostrar su valía.

Emerson saliendo del Camp Nou en su último partido como culé. Fuente: Fichajes.com

Griezmann, la bomba del deadline day

Durante todo el 31 de agosto, se empezó a rumorear que si, finalmente, Saúl salía del Atlético, el principito volvería al Wanda Metropolitano.
Llegaron las 12 de la noche y el mercado se cerró, tanto culés como atléticos veían imposible que el traspaso de Grizi se diera, no obstante, un minuto antes del cierre oficial del mercado el traspaso se realizó, anunciándose así a la 1:22 de la madrugada.
Griezmann llega al Atlético cedido con una opción de compra obligatoria de 40 millones de euros, 80 millones menos de lo que pagó el Barça por él. Un punto a favor de este traspaso es que los colchoneros cubrirán toda la ficha de Griezmann, la más alta del Barça en este momento.

Antoine Griezmann en el partido frente al Getafe.
Fuente: Twitter

Luuk De Jong, un invitado inesperado

Tras la oficialización de todas las salidas anteriormente mencionadas. A las 3:30 de la madrugada se hacía oficial la cesión de Luuk De Jong al Barcelona. El delantero Holandés llega del Sevilla con 31 años y, a priori, para adoptar un rol secundario.
De Jong destaca por su corpulencia, buen juego aéreo y olfato de gol. En resumen un 9 puro que le puede aportar alternativas a Ronald Koeman. Sin embargo, De Jong no permitirá la asociación tan móvil que estábamos viendo entre Memphis, Griezmann y Braithwaite.

Luuk De Jong celebrando un gol en su partido contra el Atlético. Fuente: Fichajes.com

Conclusión final

El Barcelona cerró el último día de mercado con 4 bajas y 1 alta. Las bajas son importantes, sobre todo, Ilaix, Emerson y Griezmann. Pese a que, deportivamente, cambiar a 3 buenos jugadores por De Jong no parece ser la acción más acertada, el Barcelona necesita por encima de todo deshacerse de fichas altas e ingresar dinero. Económicamente este día le habrá dado mucho al Barcelona y, pese a que, ahora las cosas parezcan complicadas, ya hay indicios y gestos que indican que la intención de la nueva junta es recuperar el equilibrio del club, para así volver a lo más alto.

 

 

 

Footer
Artículo anteriorUn mercado casi perfecto para el Atlético de Madrid
Artículo siguienteGloriosas-Real Betis Féminas: Primer partido de una temporada histórica
Vinaixa, 18 años, estudiante de periodismo y amante del fútbol

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí