El francés regresa al Camp Nou, donde pasó dos temporadas en las que nunca llegó a su mejor nivel. 

2 años irregulares, 120 millones, el lio de los 30 minutos…

El paso de Antoine Griezmann por el FC Barcelona, no fue ni de lejos el esperado. El primer año, el propio jugador francés ha destacado que fue difícil por el cambio de sistema, y sus continuas suplencias. El segundo año pudo tener mayor regularidad con Koeman de técnico, y acabó consiguiendo la Copa del Rey.

Pese a este titulo, nunca justificó los 120 millones que pagó el club cule, y acabó saliendo para regresar al Atlético de Madrid en forma de cedido, con opción de compra por unos 40 millones de euros, cantidad que los rojiblancos nunca llegaron a pagar. Para no pagarlo, el 8 encadenó suplencias, jugando 30 minutos por partido para no tener obligación de compra. Se logró, y finalmente el galo firmó su contrato hasta 2026 con los colchoneros a cambio de 20 millones de euros.

Griezmann en un partido en esta temporada Fuente: Atlético de Madrid

Vuelve en su mejor momento

A día de hoy, Antoine no puede ser más feliz. Casi dos temporadas después de su regreso, ha recuperado su mejor nivel, y el cariño de la grada del Metropolitano, su gente. Las formas en las que abandonó la capital para marcharse a la ciudad condal, provocaron pitos en los primeros partidos tras su vuelta, pero logró cambiar esos pitos con goles, asistencias y sobre todo mucho trabajo a disposición de Simeone, su gran valedor.

El mejor Griezmann, regresa al Camp Nou, precisamente donde nunca se vio su mejor versión.

Griezmann celebra un gol. Fuente: Marca
Footer
Artículo anteriorU.D. Almería 1-2 Athletic Club: Los leones vuelan muy alto
Artículo siguienteManchester City 3-0 Sheffield United: Hat trick de Mahrez que lleva al City a la final de la FA Cup

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí