El Atlético de Madrid necesita mejorar mucho defensivamente si quiere tener  opciones de ganar el título de liga. En esta primera vuelta el Atlético ha estado muy frágil defensivamente y ha concedido muchas más ocasiones de gol que en otras campañas.

Una defensa que no convence

Uno de los principales factores que llevaron al Atlético a ganar la liga la temporada pasada fue su gran solidez defensiva. Y es que ese año los del Cholo solo encajaron 25 goles en 38 partidos, un muy buen dato que situaba a su defensa como la mejor del campeonato. Por su parte, Oblak acabó llevándose el premio Zamora por quinto año consecutivo, y logró dejar su portería a cero 18 veces.

Oblak posando con todos sus premios Zamora. Fuente: mundodeportivo.com

Si comparamos estos datos con los de la presente temporada, podemos ver a simple vista que han empeorado muchísimo. Con un tanteo de 28 goles a favor y 20 goles en contra, está claro que algo pasa en la defensa. Si reciben seis goles más en lo que queda de liga, empeorarán la marca de la anterior campaña.

¿Cuál es la causa de que la mejor defensa de españa de un año para otro cambie tanto a peor? Principalmente las imprecisiones. El Atlético no está seguro de sí mismo en defensa y eso lleva a sus jugadores a dar malos pases o perder el balón en zonas peligrosas. El mejor ejemplo que tenemos es el error de Koke en el derbi, perdiendo el balón en el centro del campo, provocando el posterior gol de Benzema, o el error en la presión alta de Felipe que desencadenó el segundo gol del Real Madrid. El Atlético no está fino defensivamente y así no se va a ningún sitio.

Felipe y Hermoso se estorban a la hora de despejar un balón. Fuente: libertaddigital.com

Oblak ya no da puntos

El portero esloveno del Atlético de Madrid es de esa clase de porteros que con sus actuaciones levantan al público como si de un gol se tratase. En muchos partidos ha sido Oblak el héroe realizando paradas extraordinarias con las que ha ido recolectando puntos para su equipo, y siendo protagonista en partidos históricos como la conquista de Anfield.

Jan Oblak despejando en un córner en el Liverpool 2-3 Atlético. Fuente: goal.com

Esta temporada Jan Oblak pasa por el mismo momento que la defensa rojiblanca. Sigue siendo de los mejores porteros del mundo, pero esta temporada no está siendo decisivo con sus paradas, y esto hace que el Atlético se deje puntos por el camino. En estos últimos tres partidos de liga, el Atlético ha encajado un total de 8 goles, una cifra impensable hace un año.

No obstante, aún queda toda la segunda vuelta, y todavía se puede revertir esta situación. Quedan muchos puntos, muchos partidos, y la Champions League por el medio. ¡Todo es posible!

Sergio Rodríguez Carnicer
Footer
Artículo anteriorAntonio Puertas llega a su máximo nivel
Artículo siguienteAplazado el sueño europeo en Lezama