En este 2021 el Atlético de Madrid ha dejado grandes actuaciones, pero también mucho que desear en algunos partidos. El Atleti se proclamó campeón de LaLiga 2020/21, pero cayó muy pronto en Champions ante un espectacular Chelsea FC. Pronto empezaría la nueva temporada 2021/22, había grandes expectativas, pero el campeón de liga no supo defender el título.

Una segunda vuelta accidentada

Empezaría bien el Atleti esta segunda vuelta en enero, tras una increíble primera vuelta. El Cholo había cambiado el estilo de juego sin olvidar la auténtica esencia colchonera, el arte de defender como nadie lo hacía. Empezaron ganando al Alavés por la mínima (1-2) en Mendizorroza, poco duraría la alegría, y a los rojiblancos les sacarían los colores un humilde Cornellá que lograba echar al Atleti de la Copa del Rey. El conjunto colchonero lograría recuperarse del tropiezo y se antepuso ganando en sus próximos encuentros. Al Atleti se le comunicaba que no iba a poder contar con los servicios de Kieran Trippier durante 10 semanas, el jugador inglés era sancionado por la FIFA, tras apostar ilegalmente que iba a fichar por el conjunto madrileño. Se notaría mucho su ausencia, sobre todo Llorente, esta dupla no se volvería a juntar hasta marzo.

A finales de febrero se empezaría a notar el cansancio en los jugadores, teniendo que jugar en una semana tres encuentros de los que no saldrían bien parados. Se tenía que jugar dos partidos contra el Levante en menos de tres días. Los del Cholo solo sacaron un punto de ambos encuentros, un buen Levante y un pésimo Atleti ponían en juego el liderato.

Suárez observa como el Levante celebra el gol. Fuente: sport.detik.com

Se jugaba la Champions League contra el Chelsea, uno de los mejores equipos de Europa con un juego muy atractivo batió en ambas ocasiones a un Atleti tímido que caía muy rápido en la liga de campeones, poco podían hacer, los de Thomas Tuchel habían sido claramente superiores.

En el Wanda Metropolitano se jugaba el 7 de marzo el encuentro más esperado entre los dos titanes de LaLiga, el partido quedó en tablas, un resultado que a corto plazo beneficiaba más al Atleti que al Madrid. Cada vez con más en juego, el Atleti se iba dejando puntos contra rivales relativamente asequibles como el Getafe y el Betis. El Real Madrid apretaba por detrás, el Atleti solo podía ganar en sus últimos partidos, finalmente pudo ganar a los rojillos y a los pucelanos. Tras mucho sufrimiento se proclamaban campeones de LaLiga 2020/21.

Los jugadores celebran el título. Fuente: telemadrid.es

El Atleti se rearma en el mercado de verano

Los rojiblancos llegaban emocionados al mercado de verano, queriendo reforzarse al máximo. Lucas Torreira y Moussa Dembélé dejaban el equipo ya que finalizaba su cesión, por otro lado Ivo Grbić salía en calidad de cedido en busca de minutos al Lille y Vitolo también se iba cedido al Getafe FC. El Atleti ilusionaba a su afición fichando al gran De Paul, Matheus Cunha, Lecomte y Marcos Paulo, que se iría cedido al Fluminense. En el último minuto daban la sorpresa cediendo a Saúl al Chelsea, una pieza fundamental en el esquema del Cholo, y trayendo a Griezmann de vuelta a Metropolitano.

Griezmann posa con la camiseta que defenderá este año. Fuente: heraldo.es

Equipazo para defender el título

Tras un ilusionante año y mercado, los rojiblancos volvían a ser favoritos para revalidar el título de campeones. Empezaron ganando los primeros partidos de Liga, aunque pronto se tendrían que enfrentar al Oporto en el Wanda. La defensa férrea de lo dragones hizo que no pudieran sacar más de un empate. Pronto empezaba a tropezar el actual campeón, no pudiendo pasar del empate en La Cerámica y San Mamés, y no siendo ni capaz de ganar al Alavés. Llegaba la felicidad momentánea en San Siro, tras un pésimo partido de los rojiblancos lograron ganar por la mínima en el último tramos del encuentro. Unos días más tarde en la octava jornada lograban ganar a un Barça totalmente desubicado en el verde.

El 19 de octubre se vivía en Madrid un partido muy emocionante contra el Liverpool, los de Kloop con ganas de venganza, lo dejaron todo en el campo, el Atleti fue a por todas también, pero tuvo poca fortuna en las polémicas decisiones arbitrales, finalmente perdieron 2-3. En la vuelta en Anfield, un Atleti mucho más apático que lo de costumbre, volvió a perder. A partir de aquí se verían muchas irregularidades, el Cholo no terminaba de acertar con los cambios, Suárez no estaba al nivel del año pasado, Griezmann no terminaba de cuajar, en defensa se encontraban muy incómodos y las lesiones de Llorente y Lemar tampoco ayudaban a revertir esta situación.

Joao lamenta una oportunidad de gol. Fuente: 20minutos.es

Con medio pie fuera de la competición europea, el Atleti se enfrentaba al AC Milan, volvían a perder y dejaban muchas dudas. Unos días más tarde, contra el Cádiz jugaron probablemente el mejor partido de la temporada, pero solo sería un mero espejismo, ya que perderían los próximos cuatro partidos de Liga, dejaban un sabor muy amargo entre la afición, reclamando un juego más atractivo y una buena defensa. Respecto a la Champions League, lograban clasificarse tras un angustioso partido en Portugal, en el que hubo más broncas que juego.

Kubo celebra el gol que le marca al Atleti. Fuente: majorcadailybulletin.com

 

Footer
Artículo anterior10 años con Simeone
Artículo siguienteParón para la reflexión