El Athletic dejó una imagen vergonzosa contra el Rayo y pierde su imbatibilidad.

Partido horrible

Marcelino ayer rotó a varios jugadores considerando que tenían que descansar para el sábado. Dos de los jugadores que no salieron en el 11 ayer fueron Dani García y Vivian que han arrancado muy bien la temporada. Mikel Vesga que cumplía 100 partidos con el Athletic y Unai Nuñez fueron sus sustitutos. Con solo 5 minutos jugados, Vesga cometió un gravísimo error que costó el 0-1. El Athletic no estaba cómodo, no conseguía salir bien con el balón jugado y por ello tampoco generaba ocasiones de gol. Ayer la seguridad atrás no fue la misma de los anteriores partidos, se echó en falta a Vivian, Nuñez no estaba fino en la salida de balón y no daba seguridad atrás, la pareja Iñigo-Vivian no se debe romper más.

La imagen del Athletic ayer fue muy mala y vino en el peor momento. Fuente: athletic.elcorreo.com

Falta de creatividad

Ayer por las rotaciones se perdió el partido, porque Marcelino cambió todo el centro del campo, y el Athletic no creaba. Muniain no estuvo fino del todo, Vesga no aportaba y Zarraga hacía lo que podía. Pero no solo el centro del campo, arriba los rojiblancos no apretaban, y atrás eran mucho más vulnerables que en los últimos partidos. Ayer todos los athleticzales que vieron el partido seguro que echaron en falta a Unai Lopez. El centrocampista del Rayo ex del Athletic, hizo un grandísimo partido. Vencedor y Dani García salieron en la segunda parte y no estuvieron nada bien, en la línea del equipo. Unai Lopez se retiró con una gran ovación que callo los seguros pitos que le hubiesen caído a Falcao. La afición tiene mucho cariño a un gran jugador que también se lo tiene a la afición rojiblanca.

Ayer todos, y seguramente también Marcelino, nos dimos cuenta del jugador que dejamos ir. Fuente: mundodeportivo.com

Falta de concentración

Radamel Falcao ha sido y es un grandísimo delantero y gran cabeceador. Pero el gol de ayer nunca se debió conceder. En el 96 Bebé en una falta lateral, puso un centro-chut muy tocado y Falcao remató solo en el área pequeña. Jamás se puede conceder un gol así en ese minuto, y ese gol fue fruto de la falta de concentración que tuvo ayer el Athletic en varias fases del partido. Realmente los leones no merecieron perder, y aunque el gol local fue anotado en propia portería y ambos goles rayistas fueron errores graves del Athletic, sin hacer un partido nada bueno, los de Marcelino no merecieron ese final, un empate hubiese sido lo justo para ambos. Cuando mejor estaba el Athletic, con una gran dinámica, y con la afición enchufada, no podía perder, se va a acordar mucho de este partido. Toca pensar en Valencia, será un partido duro, pero habrá que darlo todo.

No se puede dejar rematar solo a un jugador como Falcao como se le dejó. Fuente: as.com
Footer
Artículo anteriorLevante 0-2 Celta: el Celta por fin conoce la victoria
Artículo siguienteOsasuna-Betis: Duelo de alto voltaje en El Sadar
Tengo 17 años, soy de Basauri, Bizkaia. Me encantan los deportes pero sobre todo el fútbol. Aspiro a llegar a ser un buen periodista deportivo