En esta y en anteriores temporadas, la falta de gol ha sido un problema para el Athletic. Un equipo que genera mucho pero le cuesta un mundo marcar. Desde Aduriz, no hay un delantero que te asegure al menos 15 goles en una temporada

Falsos delanteros

Oihan Sancet (8): Sin duda el mejor jugador no defensa del equipo. La temporada del navarro ha sido muy buena y eso que ha tenido varias lesiones. Su comienzo de curso fue muy bueno aunque no consiguió marcar, pero ya daba motivos para ilusionarse con él. Pasó dos meses normales, pero en diciembre volvió a destacar y a ser decisivo para el equipo. Ha anotado 6 goles en 33 partidos, saliendo en muchos desde el banquillo, y sin completar ninguno. Es un jugador con un futuro muy prometedor, y aunque su nota a más de uno le puede parecer un poco exagerada, no me lo parece viendo cómo ilusiona y hace disfrutar a la afición cuando salta al campo.

Oihan Sancet celebrando su gol ante el Espanyol. Fuente: GettyImages

Raúl García (6,5): A un tío que con casi 36 años, dispute 42 partidos en una temporada, y marque 7 goles, no se le puede poner menos nota. Incluso, quizás merezca más. Se puede discutir si vale o no para ser titular. Yo creo que puede seguir aportando al equipo. Se deja todo en el campo y le puede servir como ejemplo a muchos canteranos. Sigue dominando el juego aéreo y el equipo hace mucho daño cuando éste peina al espacio el balón para que Iñaki corra. Raúl representa a la perfección un jugador del Athletic. Un futbolista que vista esta camiseta, debe correr, sudar, pelear, sentir y vivir el partido como lo hace Rulo.

Raúl García celebrando su gol ante el Villarreal. Fuente: GettyImages

Delanteros centros

Iñaki Williams (6,5): Es un jugador que siente el Athletic. Uno de esos jugadores que sienten los colores y sueñan con vestirlos desde pequeñito. Pero solo ha marcado 8 goles en 44 partidos esta temporada, teniendo una media de 0,18 goles por partido, y transforma en gol solo el 20,51% de sus tiros. Es importante para el equipo porque se hace mucho daño con balones a la espalda para que corra el. Pero no se puede depender de un futbolista que para meter un gol necesite chutar 5 veces, cuando a ti te llegan 3 y te meten 1. Iñaki va cumpliendo años, y su velocidad se irá reduciendo. Esto quiere decir que va a tener que mejorar mucho su puntería, porque sin su potencia física, al Athletic no le va a ser de útil. Hay que exigirle mucho más, empezando desde el entrenador que venga.

Iñaki Williams devolviendo la ovación a su afición. Fuente: GettyImages

Villalibre (6): Es una lástima que este jugador haya tenido una temporada con tantas lesiones. Solo ha podido disputar 20 partidos, de los cuales solo 4 de titular, completando tan solo 1. Aun así, teniendo tan pocos minutos, ha marcado 2 goles y ha demostrado que quiere estar donde está. Tiene una relación única con la afición. Cada vez que sale, San Mamés se viene abajo. No es el jugador más técnico pero si tiene gol, y si la temporada que viene tiene la suerte de tener más continuidad, lo demostrará.

Villalibre peleando un balón bajo la intensa lluvia ante el Levante: Fuente: GettyImages
Footer
Artículo anteriorJosé Matos seguirá de blanquinegro
Artículo siguienteRüdiger, refuerzo de lujo para el Real Madrid
Tengo 17 años, soy de Basauri, Bizkaia. Me encantan los deportes pero sobre todo el fútbol. Aspiro a llegar a ser un buen periodista deportivo