El Athletic suma 3 puntos en casa y se va al parón con grandes sensaciones y ganando 3 de los últimos 4 partidos

Gran partido en San Mamés

En la noche de ayer, Athletic y Rayo Vallecano fueron a La Catedral con las ideas muy claras, había que ganar. Ambos equipos nos regalaron un partidazo. Un intercambio de golpes constante que empezó pronto con un gran disparo de Isi que sacó Unai Simón y que siguió con el tanto inicial de Trejo en el minuto 5. No obstante, los de Valverde no se arrugaron, y remontaron el partido con 3 grandes goles y 2 que anuló el asistente por fuera de juego. El partido se fue al descanso con 3-1 y con un estadio que estaba disfrutando mucho del partido y del ambiente. En la segunda parte fueron los de Iraola los que intentaron dominar más el choque, pero los rojiblancos también tuvieron grandes ocasiones. Al final, después de que ambos tuvieran oportunidades para marcar, Falcao fue el único que consiguió anotar con un golazo acrobático que lamentablemente para él, no le acabó sirviendo para sumar.

Williams y Sancet celebrando el primer gol. Fuente: GettyImages

Los leones tenían hambre

El Athletic sabía que tenía que volver a ganar en casa. Era consciente de que ganando ayer se iría al parón bien colocado en la clasificación y jugando contra el Almería en casa el siguiente partido. Jugadores como Muniain y Sancet hicieron un gran partido. Pero el partido que hicieron Dani García y los hermanos Williams fue extraordinario. Nico e Iñaki consiguieron marcar. Uno se reivindicó y el otro volvió a marcar y a salirse para celebrar su convocatoría con la Selección Española. Y el ex del Eibar, que ha empezado la temporada como suplente de Vesga, ayer demostró que sigue teniendo nivel. Ayer se salió, llegando a asisitir en el primer gol, e hizo ver a todos que es el mismo que el de la temporada pasada. Está a un gran nivel y aprovechando la baja de su compañero. Sin duda, Valverde tiene que tener muchas dudas respecto a esa posición.

Nico Williams celebrando su primer gol en San Mamés. Fuente: GettyImages

El redebut más esperado

Ayer en San Mamés se vivió una vuelta esperada y especial. La de Ander Herrera. El estadio se vino abajo, y gran ejemplo de ello es que en ese momento el Rayo había marcado y el VAR anuló el gol, pero la gente no se enteró. La afición rojiblanca no sabía que el gol había sido anulado. Todos creían en el estadio que el resultado era de 3-2 y que quedaba mucho por sufrir. Pero no importaba porque entraba él a jugarEl momento de la entrada del ex del PSG fue increíble, el estadio cayó por completo, y después de que éste pisase el verde de La Catedral, los athleticzales, cuando ya se enteraron, celebraron que el gol de Camello no había valido. El partido de Ander no fue brillante. Pero si peleó como un jabato y dejó detalles de calidad, como el primer balón que toca, que lo convierte en un gran pase al espacio para Williams. La afición está muy ilusionada con este jugador, y parece, que el jugador también.

Ander Herrera redebutando en San Mamés. Fuente: as.com

 

Footer
Artículo anteriorLos 5 mejores «casi-fichajes» de la historia del F.C.Barcelona
Artículo siguienteUn Conan Ledesma salvador
Tengo 17 años, soy de Basauri, Bizkaia. Me encantan los deportes pero sobre todo el fútbol. Aspiro a llegar a ser un buen periodista deportivo