Los ingleses vencieron y golearon a Irán gracias al desequilibrio de sus jugadores de ataque, su arma más poderosa.

Victoria ante Irán 

6-2 fue el resultado en el debut de Inglaterra ante Irán, un encuentro que costó sacar adelante al principio, pero que con el tanto de Bellingham el equipo se desató. Saka puso el segundo con un golazo y Sterling el tercero en un final de primera parte arrollador. Saka volvió a anotar en el 62′, Taremi recortó distancias pero Rashford y Grealish sellaron una goleada que trató de recortar Taremi de penalti.

Juventud y determinación

Saka, el extremo del Arsenal fue el mejor de su selección en el debut demostrando una gran determinación en ataque por la banda derecha. Volvió loco a su par y logró asociarse de maravilla con Kane y sus compañeros. Anotó el segundo de su equipo con un zurdazo espectacular directo al ángulo y el segundo en su cuenta particular recogiendo un rechace. Es el jugador más joven de su equipo con tal sólo 21 años.

Sterling, un puñal por la banda izquierda, suyo fue el tercer gol del equipo ganando el primer palo y metiendo el pie para batir al guardameta. También dio una asistencia, logró asociarse de maravilla con Shaw por la izquierda y sorprender en ocasiones por el carril central. Gran partido del extremo del Chelsea del que Inglaterra necesita en gran forma.

Harry Kane, jugador gol del equipo pero que es mucho más que eso, aporta movilidad, juego de espaldas para propiciar una correcta salida de balón, juego aéreo y una gran conexión con sus compañeros. Suyo fue prácticamente el tanto de Sterling, puesto que él se lo guisó en la banda con una gran acción individual y se lo puso en bandeja a su compañero para firmar el tercero de la tarde. Un jugador fundamental que además de aportar gol te da ese juego con o sin balón que no es muy vistoso pero que es muy importante.

Imagen de Harry Kane frente a Irán.
Fuente: ESPN

Rashford, siempre es importante tener grandes alternativas en el banquillo y esta es una de ellas, un jugador que tiene unas grandes cualidades y que cuando se le necesita suele responder, fue saltar al campo y ya aportar lo que se le pide; gol.

Por último, no sólo los jugadores de arriba son desequilibrantes, sino que los laterales y los interiores jugaron un papel fundamental para que el encuentro acabase en goleada. Trippier y Shaw lejos de solo defender también supieron cuando y como doblar al extremo, ser una opción de pase y hacer daño al rival. Por su parte, Mount y Bellingham le dan al equipo ese último pase y mucha llegada en segunda línea como pudimos ver en el primer tanto donde el joven del Dortmund remató de cabeza para adelantar a su equipo.

Imagen de Bellingham y Mount celebrando el primer gol.
Fuente: Noticias Argentinas

El balón parado: Un arma infalible 

Cuando los partidos se atascan estos se suelen decidir por pequeños detalles y el balón parado es clave en esa clase de partidos, algo en lo que Inglaterra es experta y saca mucho partido. Ante Irán crearon muchas ocasiones como el larguero de Maguire o el segundo gol que vino precedido de un corner y una dejada del ya mencionado para que Saka se apuntase un golazo. En definitiva, un arma para los de Southgate que en Rusia 2018 fue muy usada y funcionó muy bien y que en este mundial pueden volver a explotarlo.

Daniel Arangay Martínez
Footer
Artículo anterior¿Le volvían a surgir dudas a la afición albivermella?
Artículo siguienteSuiza 1-0 Camerún: Embolo le da la victoria a los suizos ante «su» Camerún
Me llamo Dani, tengo 19 años, estudio ADE en la universidad y soy un apasionado del futbol, en concreto, de Osasuna.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí