Victoria muy trabajada del Southampton frente a un Chelsea que comienza la temporada con mal pie, siete de quince puntos posibles.

Primera parte

El encuentro comenzó mejor para el Southampton, cortocircuitando al rival y obligando al Chelsea a jugar por los costados, aunque el dominio del esférico pertenecía al equipo que dirige Hasenhüttl.

Tras unos primeros 10’ con claro dominio de los “saints”, el Chelsea consiguió coger el timón del encuentro y con ello una mayor presencia del equipo en zona ofensiva. La persistencia del conjunto londinense se tradujo en el primer gol del encuentro, anotado por Sterling quien suma tres goles en los últimos dos partidos.

Sterling celebrando el primer gol del Chelsea. Fuente: Esto es fútbol

El conjunto visitante buscaba el segundo, aprovechando los huecos que dejaba el Southampton en transición defensiva pero, el gol llegaría en la otra portería. Un córner lanzado por Ward-Prowse que no consiguió despejar Azpilicueta con claridad, cayó en los pies de un Roméo Lavia que envió el balón al fondo de la red, marcando así su primer gol como profesional. Gran inicio de temporada del joven canterano del Manchester City y regular comienzo de Mendy, quien de nuevo dejó dudas en la resolución de la jugada.

Lavia celebrando el gol del Southampton. Fuente: Stuart Martin en Twitter

Pese al empate, ambos equipos siguieron con la verticalidad que les caracteriza, sin embargo, el balón siguió en posesión del Chelsea. El gran posicionamiento y el trabajo defensivo de los locales impidió ningún acercamiento de los londinenses y, por consiguiente, ninguna llegada peligrosa en la portería de Bazunu. Pero, cuando perdonas la terminas pagando, y Adam Armstrong consiguió darle la vuelta al encuentro en el tiempo de descuento tras un pase de Perraud.

Adam Armstrong marcando el gol que adelantaba al Southampton. Fuente: Southampton en Twitter

Jarro de agua fría para un Chelsea que dominó la posesión del balón toda la primera mitad, exceptuando el tramo inicial.

Segunda parte

La primera ocasión clara del segundo tiempo, la tendría el Southampton en los pies del danés Elyounoussi por doble ocasión, un primer remate de cabeza despejado por Cucurella y un segundo disparo algo más forzado repelido por Mendy.

El autor del primer gol de los «saints», Lavia, se tuvo que marchar lesionado del partido, dejando una hora de juego muy positiva.

Pasado el primer cuarto de hora del segundo tiempo, ninguno de los equipos conseguía dominar, pues el Chelsea necesitaba el empate con urgencia y el Southampton no facilitaba la ardua tarea del conjunto «blue». Valentía y verticalidad para un equipo local que conseguía controlar el momentáneo resultado.

La comodidad de los pupilos de Hasenhüttl obligó a Tuchel a cambiar el esquema, optando por su famoso 5-3-2, dibujo muy habitual en la pizarra del técnico alemán.

Mount jugador del Chelsea. Fuente: Chelsea en Twitter

El esquema «blue» no terminaba de funcionar y los locales consiguieron volver a hacer daño a balón parado, obligando a Thiago Silva a despejar un balón que Salisu golpeaba con la testa.

La siguiente jugada de peligro no llegó hasta el minuto 81, cuando Broja remataba con la testa un balón que Bazunu despejó a córner. La ocasión del delantero montenegrino, animó al conjunto visitante y comenzaron a llegar con asiduidad a la portería rival, aunque sin premio.

Alrededor del minuto 86, Hasenhüttl introdujo una modificación del sistema, situó al recién incorporado Lyanco como tercer central, formando así una defensa de cinco para intentar mantener el resultado favorable.

El Chelsea buscó desesperadamente el empate, pero la solidez y la endereza del Southampton lo impidió, para así llevarse los tres puntos y dejar al conjunto londinense en una situación muy complicada de la clasificación.

Ficha técnica

XI del Southampton (4-2-3-1): Bazunu; Walker-Peters, Bella-Kotchap, Salisu, Perraud (Djenepo 73′); Diallo, Lavia (Aribo 60′); Elyounoussi, Ward-Prowse, Adam Armstrong (Lyanco 86′); Che Adams.

Amonestaciones: Salisu (53′), Ward-Prowse (64′)

Entrenador: Ralph Hasenhüttl

XI del Chelsea (4-3-3): Mendy; Azpilicueta (Pulisic 66′), Thiago Silva, Koulibaly, Cucurella; Loftus-Cheek (Kovacic 45′), Jorginho (Chilwell 66′), Mount; Sterling, Havertz (Broja 66′), Ziyech.

Amonestaciones: Pulisic (80′)

Entrenador: Thomas Tuchel

Árbitro: Michael Oliver

Estadio: St Mary’s Stadium

Próximos partidos

En la sexta jornada de la Premier League, el Southampton visitará el Molineux Stadium el próximo sábado 3 a las 16:00 (hora española) para medirse a los Wolves; mientras que el Chelsea jugará en su feudo el próximo domingo 4 a las 15:00 (hora española) frente el West Ham, disputando el que sería su segundo derbi londinense de la temporada.

Footer
Artículo anteriorSergio Moreno se convierte en el último refuerzo del Promesas
Artículo siguienteAthletico Paranaense 1-0 Palmeiras: El Furacão consigue la mínima ventaja para la vuelta en el Allianz Parque
Soy un joven cordobés de 19 años, amante del fútbol nacional e internacional aunque con especial predilección por la Premier League.