La Premier League se ha convertido, en los últimos años, en la liga más potente del mundo, tanto a nivel deportivo como económico. Esto ha hecho que las grandes figuras del fútbol mundial empiecen a emigrar hacia las islas británicas con el objetivo de competir contra los mejores equipos y jugadores del mundo. Pese a eso, la exigencia y estilo propia que ha caracterizado a la Premier durante toda su historia, ha hecho que muchas estrellas no fueran capaces de brillar en suelo británico.

Roberto Soldado de estrella a estrellado

Roberto Soldado, conocido como Bobby Soldier en Inglaterra, llegó al Tottenham por 30 millones de euros. El delantero valenciano llegaba con muy buen cartel a la Premier League, tras haber reventado todas las porterías habidas y por haber en el fútbol español. Soldado salió de la cantera del Real Madrid y llegó a debutar con el primer equipo en la etapa de Los Galácticos, tras su etapa como merengue, Soldado, emprendió un viaje por distintos equipos españoles como el Osasuna, el Getafe y, finalmente, el Valencia, donde anotó 82 goles en 3 temporadas. Sus números de ensueño hicieron que Mauricio Pochettino confiara en él para ser el delantero referencia de su proyecto, sin embargo, tras 52 partidos de Premier y con solo 7 goles anotados, Roberto Soldado se fue de White Hart Lane por la mitad de lo que pagaron por él.
El mal rendimiento del delantero no fue el único problema del español, también se vio eclipsado por la irrupción de un jovencísimo Harry Kane, un chico que nadie conocía y ha acabado convirtiéndose en el mejor delantero centro de la Premier League.

Roberto Soldado jugando con el Tottenham Hotspur la Europa League. Fuente: The Guardian

Andy Carroll, el fichaje más caro del fútbol británico

El Liverpool, el 31 de enero de 2011, se gastó la friolera cifra de 40 millones por Andy Carroll, un delantero de 22 años que llevaba 11 goles en Premier y había debutado con la Selección Nacional, convirtiendo al jugador del Newcastle en el futbolista inglés más caro de la historia del la Premier League.
Visto desde nuestro punto de vista parece una broma de mal gusto, pero en Liverpool, Carroll llegó como el sucesor de Fernando Torres. Finalmente, sus 11 goles en 53 partidos lo llevaron a Londres, donde el West Ham United lo ficharía por 17 millones de euros, un precio que, a pesar de ser menor que el pagado por Liverpool, me sigue pareciendo una broma.

Andy Carroll posando junto a Luis Suarez y Kenny Daglish en su presentación. Fuente: El Observador

Adrian Mutu, la perla del Este de Europa

Mutu se convirtió en la sensación del Calcio durante la temporada 2002/2003, marcando 18 goles y dando 14 asistencias en una sola temporada. Estos números de escándalo lo convirtieron en una de las mayores promesas del fútbol europeo, por eso, Román Abramovich, nuevo presidente del Chelsea en esos tiempos, decidió pagar 20 millones por el que tenía que ser su delantero durante muchos años.
Mutu empezó marcando goles como un animal a las órdenes de Claudio Rainieri, pese a eso, la llegada de José Mourinho al banquillo Blue acabó con el buen rendimiento del rumano. La relación entre estos dos personajes era muy mala, como poner a dos gallos en un mismo corral, por eso, el rendimiento del delantero cayó en picado y un escándalo que tuvo, tras dar positivo en consumo de cocaína, terminó con el contrato de Mutu rescindido y con su imagen manchada para el resto de su vida.

Mutu celebrando un gol con el Chelsea Football Club. Fuente: La opinion

Ángel Di María, el fugaz diablo rojo

Di María llegó a Old Trafford tras ser campeón de Europa con el Real Madrid, finalista del Mundial con Argentina y en el mejor momento, individualmente hablando, de su carrera.
En la temporada 2013/2014, Di María demostró con el Real Madrid, que podía ser mucho más que un extremo habilidoso, adaptándose a la perfección a la posición de interior y maravillando al mundo con su futbol.
Tras esa temporada, el Fideo, buscaba nuevas aventuras por el planeta fútbol y el Manchester United pagó 75 millones de euros por el argentino. El técnico del Manchester por ese entonces, Loius Van Gaal, no tenía muy claro donde colocar a Di María, rotándolo por todas las posiciones de ataque y empeorando su proceso de adaptación, que nunca llegó a completarse. Tras una sola temporada, en la que el equipo solo quedó cuarto en la clasificación, que ya es más de lo que hacen actualmente, Di María se despidió de Old Trafford sin dejarles ver a los aficionados del Manchester su clase extraordinaria.

Di María llevando el histórico 7 del Manchester United. Fuente: Cadena Ser

La Brujita Verón y su fracaso doble en Inglaterra

Juan Sebastián Verón tuvo una etapa idílica en el calcio italiano a finales de los 90 e inicios de los 2000. Fue pieza clave del Parma que consiguió la Copa de la UEFA en el 99 junto a Buffon, Cannavaro, Crespo, Thuram y compañía, también fue el jefe del centro del campo de la Lazio que levantó el Scudetto en el 2000, ganándose por su rendimiento un buen caché en el fútbol europeo.
Tras estos éxitos del centrocampista argentino, el Manchester United de Sir Alex Ferguson se fijó en él y decidieron romper récords en la época, pagando 42 millones de euros por el centrocampista. En Manchester, la Brujita, no acabó de cuajar, no fue capaz de adueñarse de un centro del campo que ya tenía dueño, Roy Keane. Por eso, dos años después de su fichaje, con una Premier en su palmarés, pero sin haber triunfado en Old Trafford, Verón fue vendido al Chelsea de Abramovich por 22 millones, la mitad de lo que habían pagado por él.
En el Chelsea jugó tan solo 14 partidos, solo anotó un gol y tras una cesión al Inter de Milán le acabaron vendiendo por 2 millones a Estudiantes, terminando de esta forma tan amarga la trayectoria europea de este fenómeno nacido en La Plata.

Roy Keane y Verón hablando durante un amistoso entre el Manchester United y Boca Juniors. Fuente: Andrew Cowie/Shutterstock

Andriy Shevchenko, la máquina ucraniana que se averió para siempre en Inglaterra

El resto de jugadores de los que hemos hablado han sido grandes promesas estrelladas o buenos jugadores que no han tenido fortuna en Inglaterra. Sin embargo, cuando hablamos de Andriy Shevchenko debemos hacerlo con propiedad, ya que estamos hablando del balón de oro de 2004, el mejor jugador ucraniano de la historia y el segundo máximo goleador en la historia del A.C.Milan, es decir, estamos hablando de uno de los mejores delanteros del siglo XXI.
Tanto en el Dynamo de Kiev, como, sobre todo, en el A.C.Milán, Shevchenko fue una apisonadora, un francotirador de porterías rivales que no fallaba una. Por eso, en 2006, cuando José Mourinho pidió un delantero, Román Abramovich le trajo al mejor. El Chelsea pagó 55 millones de euros por el artillero ucraniano con las expectativas de marcar una época con este en la punta de ataque, sin embargo, su nefasta adaptación al sistema de Mourinho y a la Premier League condenaron su paso por Londres al fracaso. «Sheva» jugó 77 partidos con los Blues y tan solo marcó 22 goles, esto hizo que el Chelsea lo enviara de nuevo a Milán cedido, donde el ucraniano jamás volvió a recuperar su nivel. Un año después de su vuelta a San Siro, Shevchenko se quedó sin contrato y regresó a su equipo natal, el Dynamo de Kiev, donde terminó su andadura por los campos de futbol europeos.

Shevchenko y José Moutinho hablando durante un partido del Chelsea. Fuente: Bein Sports

Fernando Torres y las lesiones

Fernando Torres se convirtió en el mejor delantero del mundo entre 2008 y 2009 cuando militaba en el Liverpool Football Club. «El Niño» no tenía rival en Inglaterra y el Chelsea quería a un delantero que, junto a Drogba, marcara una época en la Premier League.
Los de Londres, el día 31 de enero de 2011 pagaron 58 millones de euros al Liverpool por el delantero español, dejando a Torres como un traidor para los aficionados del Liverpool y como la gran esperanza de los aficionados del club londinense.
Nadie puede negar que, en cuanto a títulos, no le fue mal al español en el Chelsea, ya que logró salir campeón de Champions y de Europa League. Sin embargo, todo el mundo esperaba que la influencia del delantero en la consecución de estos títulos fuera mayor, pero los problemas de rodilla que acarreaba desde antes del Mundial 2010 hicieron que la velocidad, desborde y confianza que tanto caracterizaron a Torres en sus años dorados se esfumaran al llegar a Stamford Bridge.

Fernando Torres celebrando el título de Champions con el Chelsea. Fuente: ABC

Lukaku, el delantero arrepentido

En el año 2011 el Chelsea se fijó en una promesa del Anderletch, un joven delantero llamado Romelu Lukaku que estaba llamado a ser de los mejores en su posición.
El Chelsea pagó 15 millones por él, pero no le dio suficientes oportunidades, cediéndolo al West Brom y al Everton, equipo donde la rompería y que acabaría pagando 35 millones por él.
En el Everton, Lukaku, se convirtió en uno de los mejores delanteros del mundo, marcando 87 goles en 160 partidos. Estos números hicieron que el Manchester United lo fichara por 84 millones de euros, en Old Trafford la cosa no acabó de funcionar y Lukaku se fue al Inter de Milán por 75 millones de euros.
Como Neroazzurri, Romelu Lukaku, explotó definitivamente, montando un tándem letal junto a Lautaro Martínez y consiguiendo el Scudetto para el Inter, tras 11 años de espera.
El pasado mercado de fichajes, el Chelsea necesitaba un delantero y Tuchel pidió a Lukaku por su nivel y para que regresara a «su primera casa» en el fútbol inglés.
El fichaje, aunque costó 113 millones, parecía perfecto, todos los analistas defendían que era la pieza clave para el Chelsea de Thomas Tuchel, no obstante, en sus análisis no tuvieron en cuenta los sentimientos del belga. El 30 de diciembre de 2021, Lukaku, concedió una entrevista donde afirmó estar arrepentido por dejar el Inter, tras esto, la relación entre Chelsea y Lukaku se rompió, cediendo de nuevo al delantero belga al Inter, el único lugar donde este se siente como en casa.

Romelu Lukakau en su presentación con el Chelsea. Fuente DAZN

Pau Osorio

Footer
Artículo anteriorPatrick Sequeira, refuerzo para la portería lucense
Artículo siguienteOFICIAL: Kessié es nuevo jugador del F.C.Barcelona
Vinaixa, 18 años, estudiante de periodismo y amante del fútbol