La EFL está bajo presión para investigar por qué los jugadores del Liverpool que dieron positivo por COVID-19 antes del aplazamiento de su partido de ida de semifinales de la Copa Carabao contra el Arsenal resultaron posteriormente negativos.

Situación complicada

La EFL ha recibido quejas de diferentes clubes, luego de que Klopp admitiera que todas las pruebas positivas del club, excepto una, la de Trent Alexander-Arnold, fueron «falsos positivos», lo que significa que las pruebas posteriores mostraron que esos jugadores en realidad no tenían COVID-19, motivo por el cuál se produjo el aplazamiento de su enfrentamiento contra el Arsenal.

Todo ello ha motivado el enfado de diferentes clubes que frente a la misma situación no recibieron el trato que ha tenido el Liverpool. Por esto la EFL se encuentra en la situación de investigar lo ocurrido.

El Liverpool hizo 3 pruebas, siendo las 2 primeras con resultados de positivos, test de antígenos y PCR y la tercera negativos salvo la del jugador citado. El Liverpool no hizo comentarios cuando se le pidió que confirmara y que explicara cuándo se revelaron los resultados del tercer conjunto de pruebas.

Los resultados de antígenos de falsos positivos se consideran muy inusuales, y el análisis realizado por NHS Test and Trace muestra que dichas pruebas tienen una especificidad estimada de al menos el 99,97 por ciento. Por lo tanto, la posibilidad de una sucesión de resultados de «falsos positivos» se considera extremadamente improbable.

Es por ello que la situación ha generado malestar entre diferentes clubes y que se ha pedido que se aclare la situación.

 

Footer
Artículo anterior¿Sería Adama Traoré un buen refuerzo para el FC Barcelona?
Artículo siguienteRCD Espanyol 1 – 2 Elche: Mucho más que 3 puntos