Schmeichel y Salah fueron los protagonistas de la primera parte donde el cancerbero danés le gano la partida incluso desde el punto de penalti. El Leicester por medio de Lookman se encontró un gol y logro aguantar el marcador llevándose 3 puntos muy importantes. 

Primera parte

Empezó la primera parte muy diferente a la eliminatoria de la EFL Cup, entre otras cosas por la diferencia de protagonistas en el bando ‘red‘. El Liverpool quería la posesión y el Leicester buscaba salidas rápidas, intentado coger la espalda de la zaga rival. Henderson se iba a encontrar un balón en la frontal pero su golpeo se iba a marchar muy alto, siendo la primera ocasión clara del partido en el minuto 7.

El Liverpool iba a ir empujando al conjunto de Rodgers a su portería y producto de ello, Salah iba a recibir dentro del area, encarar y llevarse una patada de Ndidi. El penalti era claro y desde los 9 metros Salah se iba a enfentrar a Schmeichel. Sin embargo, el egipcio iba a golpear muy centrado y el guardameta danés sacar el balón, que le iba a caer al propio Salah pero su remate de cabeza se iba a marchar por encima de la portería.

 

El Liverpool iba a seguir empujando y buscando el gol, encontrando un pasillo por la banda de Thomas donde Jota, Mané y Tsimiskas se iban haciendo grandes.

A la media hora de partido, Salah y Schmeichel se iban a encontrar otra vez con idéntico resultado, sacando una manopla al disparo del egipcio desde el corazón de área.

Poco mas iba a tener la primera parte, donde el juego del Liverpool se termino volviendo lento y el Leicester cómodo detrás del balón.

Segunda parte

Iba a empezar la segunda con el mismo guión que la primera. Prueba de ello iba llegar la primera ocasión clara en la botas de Mané, tras un sensacional pase de Jota rompiendo líneas. Sin embargo el disparo del senegalés, solo contra la portería se marcharía alto.

Y cuando perdonas, lo acabas pagando: Hall iba a deshacerse en el centro del campo de su marca, meter un balón en profundidad a Lookman, que ante la pasividad de Virgil van Dijk, golpear desde el área a la derecha de la portería de Alisson.

Madisson tuvo que marcharse debido a problemas físicos. Fuente: spysports.net

El Leicester que había sacado petróleo sin merecerlo se iba a resguardar todavía mas en su campo esperando matar el partido con una contra. El conjunto de Klopp, pese a la rotaciones no lograba generar ocasiones claras y hasta el minuto 80 no volvieron a dejar con el alma en vilo al King Power Stadium. Primero Jota con un remate de cabeza que se iba a marchar cerca del poste y al poco Virgil van Dijk con un remate a quema ropa.

El acoso del Liverpool se iba a quedar en nada y pese a los 5 minutos de añadido, el marcador no se iba a mover.

Mucha recompensa para un Leicester que volvió a sonreír en su estadio.

Alineaciones

Leicester: Schmeichel, Thomas, Ndidi, Amartey Castagne, Hall, Soumare, Choudhury (Lookman 56′), Maddison (albrighton 68′), Iheanacho (Tielemans 56′) y Vardy.

Liverpool: Alisson, Tsimikas, Virgil, Matip, Trent, Oxlade (Keïta 55′), Fabinho (Milner 64′), Henderson (Firmino 70′), Mané, Jota y Salah.

Próximos encuentros

El Leicester recibirá en su estadio al actual colista, el Norwich, en una cita que tendrá lugar el 2022, más concretamente el primer día del año. El Liverpool por su parte tendrá que viajar al campo del Chelsea para medirse contra los ‘blues’ en un partido determinante para lo más alto de la competición.

 

 

 

 

Footer
Artículo anteriorTodos los positivos confirmados de La Liga Santander
Artículo siguienteMbappé y Haaland, el gigante blanco ha resucitado