Primera parte movida, dónde el Liverpool llevó el peso del ataque y las ocasiones, pero sólo logró batir a Pickford en 2 ocasiones.  El Everton a base de eficiencia llegó vivo al descanso. Salah destrozó a la contra al conjunto de Benítez, al cuál se le empieza a terminar el tiempo.

Primera parte

Ni 30 segundos tardó el Liverpool en exponer sus armas: Trent lanzó un pase a la espalda de los centrales para que Mané lo pelease y Keane tuvo que despejar a corner ante la duda de Pickford en la salida. Salió fuerte el conjunto de Klopp sabiendo que la inercia la debían llevar ellos y los 5 primeros minutos el Everton se dedicó a sacar balones de su área.

A los 7 minutos un robo de Thiago, que intercambio los papeles con Fabinho, siendo éste el que cruzó un balón a la izquierda para que Robertson metiese un balón al área que Salah remató sólo pero Pickford logró blocar.

Sin embargo, una jugada similar,  metiendo Mané un balón a línea de fondo, dónde Robertson centró rasa, perfecta al pié izquierdo de Henderson que desde fuera del área ajustó perfecta a media altura al palo derecho dónde ésta vez Pickford no llegó.

Golazo del capitán del Liverpool. Fuente: @snappedlfc

Poco se sabía del Everton en ataque y fruto de un robo un contraataque lanzado por parte del conjunto ‘red‘ dónde Henderson habilitó a Salah para que éste cruzase por arriba ante la media salida de Pickford. Era el minuto 20 y se empezó a ver público abandonando el campo.

Lo más reseñable del Everton en la media hora fue una entrada bastante fea por parte de Allan a Jota en el centro del campo que el portugués logró librar por poco.

Sin embargo, si apenas habían generado juegolos pupilos de Benítez, en un robo en la derecha permitió a Richarlison meter un pase preciso entre Matip y Trent con el exterior a Gray atacó el espacio y batió por bajo a Alisson.

El Everton con ese gol seguía vivo, pero el juego se volvió bronco. Primero una falta que sólo el árbitro vio, significó una amarilla para Thiago y al poco, un pisotón de Digne a Henderson sufrió el mismo castigo. Poco después Gray se desplomó en la frontal y Paul Tierney le mostró otra tarjeta amarilla significando la tercera en menos de 5 minutos.

Antes de morir la primera parte una buena combinación por la derecha terminó con un centro que Mané remató de cabeza para que Pickford volviese a salvar los muebles. Doucouré tuvo una réplica en la otra banda pero Alisson sacó con los pies.

Gray encontró el gol tras un buen pase de Richarlison. Fuente: @TelemundoSports

Segunda parte

Empezó la segunda parte con el Liverpool controlando el juego pero sin generar ocasiones claras. Intentaba el Everton encontrar réplicas a la contra pero una veces la falta de acierto y otras un Matip que bien colocado ésta vez, dejaban en nada los intentos.

A la hora de partido el ritmo iba bajando, pero una vez más eso no parece afectar a los grandes jugadores.  Un balón de vuelta en un corner lanzado por el Everton llegó a Keane, que controló mal en el centro del campo, Salah se lo robó y se plantó en el área rival para batir por bajo a Pickford.

Poco o nada del Everton en la segunda parte. Fuente: @estoesanfield_

El Everton fue bajando los brazos poco a poco y tras una larga posesión, la pelota terminó en la izquierda dónde Robertson dejó a Jota algo escorado dentro del área pero clavó el balon en la escuadra izquierda con su zurda. Si en el minuto 20 algunos aficionados habían abandonado el campo, tras el gol del portugués se repitió la situación.

El carrusel de cambios fue llegando y el ritmo finalmente murió. Un Goodison Park ya medio vacío terminó de ver el encuentro que deja a Benítez sobre la cuerda floja.

Alineaciones

Everton: Pickford, Digne, Godfrey, Keane, Coleman, Docoure, Allan, Gray (Tosun 85′), Townsend (Delph 73′), Rondón (Gordon 59′) y Richarlison.

Liverpool: Alisson, Robertson, Matip, Virgil, Alexander-Arnold, Fabinho, Henderson (Oxlade 83′), Thiago (Milner 75′), Jota (Minamino 87′), Mané y Salah.

Próximo partido 

El Everton recibirá en su estadio al Arsenal de Arteta, equipo que poco a poco va mostrando una buena cara competitiva y que ya se encuentra en en puestos de competición Europea. El Liverpool por su parte visitará el estadio de los Wolves en su empeño en no descolgarse del actual líder, el Chelsea.

Footer
Artículo anteriorReal Madrid 1-0 Athletic Club: Preocupante falta de gol
Artículo siguienteLeo Messi y el balón de oro: Una historia de amor

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí