Liverpool ha cerrado su centro de entrenamiento AXA en un intento por detener un brote importante de casos de COVID-19. La decisión de cerrar el complejo de Kirkby se tomó tras consultar con los funcionarios de salud pública.

Se cierra

El entrenamiento de ayer martes  fue cancelado para preservar la salud de los jugadores ante el brote de covid. Hoy miércoles por la mañana hubo más casos sospechosos positivos entre los jugadores y el personal. El asistente del entrenador Pep Lijnders, que fue el que se sentó en el banquillo en el último encuentro de liga, dio positivo el martes por la noche y ahora está aislado junto a Jurgen Klopp.

El Liverpool no ha especificado cuánto tiempo estará cerrado el centro, pero todo hace indicar que al menos se mantendrá 48 horas.

Por otro lado el club está esperando una decisión de la EFL tras su solicitud de cancelar el partido de ida de la semifinal de la Copa Carabao del jueves contra el Arsenal en el Emirates debido a la falta de jugadores disponibles. La eliminatoria de la Copa FA del domingo con Shrewsbury Town en Anfield también está en duda.

El Liverpool que actualmente cuenta con 11 bajas del primer equipo prevee que la situación se agrave y por eso ha ido tomando medidas desde ayer martes y ahora tiene la EFL la pelota en su tejado. En un comunicado el martes por la noche, la EFL dijo que se estaba considerando la solicitud del Liverpool. «Buscaremos confirmar la posición de la liga lo antes posible una vez que se hayan revisado por completo las circunstancias«.

Toca esperar a las próximas horas para ver si finalmente se pospone dicho partido.

Footer
Artículo anteriorSD Ponferradina 1(1)-(3)1 RCD Espanyol: El Espanyol salva los muebles desde los 11 metros
Artículo siguienteSe aplaza el Arsenal – Liverpool debido a un brote de covid en el conjunto red