Como es costumbre en las grandes citas europeas, el Sánchez-Pizjuan era una auténtica caldera, el Sevilla quería debutar en Champions de la mejor forma posible para recuperar sensaciones ante su afición. Pero el City es mucho City

Primer tiempo 

El Sevilla intentó empezar con valentía ante un City con alguna que otra novedad en el once titular. Después de algunos centros laterales por parte de los andaluces, era Erling Haaland el que conseguía conectar con la cabeza un centro de Kevin De Bruyne a los 7′ de encuentro, pero se marchó desviado por el palo derecho de Bono, pocos minutos después, Grealish intentó un disparo que tampoco cogía portería, el Manchester City empezaba su habitual asedio al área rival a base de la posesión.

Los sevillanos aguantaban siendo fieles a su propuesta de juego, hasta que Haaland abrió la lata en el marcador tras volver a conectar un buen pase de De Bruyne a los 20′, ahora, por debajo en el luminoso, eran los de Lopetegui los que querían poner en apuros al City en la salida de balón con una presión alta de los tres hombres de arriba, pero los de Guardiola seguían haciendo daño por banda derecha. De Bruyne lo volvería a intentar en una falta algo escorada a la media hora de juego, se le marchó por poco al belga. 

Por parte de los locales, Acuña lo intentaría con un disparo lejano y raso que se marchó por el palo izquierdo de Ederson, ocasión aislada, ya que el Manchester seguía dominando y Haaland era un dolor de cabeza para Carmona y Nianzou. El Sevilla conseguía salir a la contra pero se encontraba con una férrea defensa en 3/4 de campo, pero tras una pequeña posesión sevillista, el Papu lo intentaba con un disparo alto que metía el miedo en el cuerpo a Ederson.

Llegábamos al descanso con el Sevilla aguantando el chaparrón, pero por debajo en el marcador.

Acuña y Foden disputan un balón en la primera parte. Fuente: @marca

Segundo tiempo

Bono se tendría que vestir de salvador nada más reanudar el encuentro tras parar un mano a mano y así poner en pie a su afición.

La afición y el equipo sevillista querían demostrar que se puede sufrir siendo valiente, pero Guardiola no perdona, Foden anotaría el segundo con un zurdazo raso ante la pasividad del Sevilla en su propia área, duro golpe en el momento de más éxtasis en el Pizjuan. Tras la desconexión del Sevilla con el segundo tanto el Manchester sería un vendaval, el colegiado anularía un gol a Gündogan por fuera de juego, pero a los pocos minutos Haaland volvería a anotar tras un rechace, gol anímicamente devastador para los locales, que dejaban espacios por todos lados. Con el Sevilla hundido, Guardiola aprovecharía para dar descanso a algunos de sus jugadores.

Suso haría el primer disparo a puerta por parte de los sevillistas a falta de diez minutos para el final del encuentro. Aún tendría que salvar Bono el cuarto gol por partida doble en el descuento antes de anotar definitivamente Rubén Dias.  

Final de un partido doloroso en casa para Lopetegui, con mucha tensión en la grada.

Foden celebra su gol con sus compañeros. Fuente: Getty images

Ficha técnica

XI del Sevilla: Bono; Jesús Navas, Carmona, Nianzou, Telles (Dolberg, 57′); Gudelj, Delaney (Joan Jordan, 46′) , Rakitić (Rafa Mir, 46′); Papu Gómez (Suso, 73′), Acuña, Isco.

Amonestaciones

XI del Manchester City: Ederson; Gómez, Akanji, Rubén Dias, Cancelo; Rodri (K.Philipps, 77′), Bernardo Silva, De Bruyne; Grealish (Gündogan, 62′), Foden (J.Álvarez, 70′), Haaland (Palmer, 70′).

Amonestaciones:

Árbitro: Davide Massa

VAR: Massimiliano Irrati

Estadio: Ramón Sánchez-Pizjuan

Footer
Artículo anteriorGNK Dinamo Zagreb 1-0 Chelsea: Los croatas dan la sorpresa y tumban a un irreconocible Chelsea
Artículo siguienteParis Saint-Germain 2-1 Juventus: Doblete de Mbappé para arrancar con el pie derecho
Estudiante con residencia en Albacete y abonado al Alba. Estoy en Instagram como @info.albacetista1992.