El Barça cae desolado en el Estadio da Luz por un contundente 3-0, resultado que deja de nuevo en evidencia las carencias del equipo de Koeman, quién ya se situa con pie y medio fuera de los banquillos del Camp Nou.

Primera parte

Los de Koeman son abatidos en la capital lusa por un Benfica immenso, que les consigue golear por un contundente 3-0.

Ningún culé podrá dormir tranquilo hoy, el Barça durante todo el transcurso del partido no logró consagrar ni un miserable tiro entre los 3 palos de la porteria de Vlachodimos.

Imagen de Sergi Roberto lamentándose por una ocasión errada.
Fuente: abc.es

El partido empezó desde un buen inicio cuesta arriba para el Barcelona, al que a los 3 minutos de ingresar en el terreno de juego ya iba perdiendo con un gol de Darwin Núñez, que hoy ha estado completamente desatado.

La primera mitad incluso con ese tanto primerizo fue claramente del Barça, con posesiones de balón muy horizontales que no llegaban nunca a causar un peligro real para la porteria lusitana. Dejando de lado el gol, una de las imágenes más notorias del primer tiempo ha sido el cambio de Piqué por Gavi, el central catalán había sido amonestado y el entrenador holandés no quiso jugársela de ninguna de las maneras, es por eso que realizó este cambio, manteniendo igualmente el esquema de 3 centrales.

Segunda parte 

La segunda mitad empezó peor de lo que había terminado la primera, un Barcelona con un desorden defensivo claro no conseguía mantener la posesión del balón por mucho tiempo, todo seguía en la misma dinámica, sin un dominador claro.

Hasta que en el minuto 69, Rafa Silva conseguía poner tierra de por medio después de una gran jugada colectiva que terminaba con un rebote en los pies del jugador portugués que supo aprovechar de la mejor de las maneras.

El Barça no conseguía generar ocasiones de peligro, ni sabiendo que iba dos tantos por debajo del marcador; por más inri, en el 79 de partido, el árbitro Daniele Orsato pitó unas manos clarísimas de Sergiño Dest dentro de la area blaugrana después de revisar el VAR. Darwin Núñez se encargo de anotar el penalti engañando a Ter Stegen.

Un partido pésimo para los de Koeman que ni siquiera con los cambios de Ansu Fati, Philippe Coutinho y Nico González supo recortar la distancia en el marcador. Ya en los últimos minutos del encuentro, para acabar de redondear la noche, Eric Garcia fue expulsado por doble amarilla, y que por tanto se perderá el próximo partido de Champions frente al Dinamo de Kíev en el Camp Nou.

Esta derrota deja a Koeman retratado y con todas las miradas puestas en la directiva blaugrana, que alguna decisión importante deberá de tomar si quieren ilusionar, ni que sea un poco a los aficionados culés.

Baño de realidad en el Estadio da Luz
Baño de realidad en el Estadio da Luz. Fuente: COPE

Ficha técnica 

Benfica: Vlachodimos,  Lucas Veríssimo, Otamendi,  Vertonghen, Valentino Lázaro (Gilberto), João Mario, Weigl, Grimaldo (Andrés Almeida), Yaremchuk (Taarabt), Rafa Silva (Pizzi), Darwin Núñez (Gonçalo Ramos).

Barcelona: Ter Stegen, Eric García, Gerard Pique (Gavi Páez), Araujo, Busquets (Coutinho), Pedri (Ansu Fati), Frenkie De Jong, Sergiño Dest, Sergi Roberto (Óscar Mingueza), Luuk De Jong (Nico), Memphis Depay.

Siguiente encuentro 

En la siguiente jornada de Champions League el Benfica jugará contra el Bayern de Múnich en Lisboa el miércoles 20 de octubre a las 21:00, mientras que el Barcelona jugará en el Camp Nou ante el Dínamo de Kiev el miércoles 20 de octubre a las 18:45.

Footer
Artículo anteriorWolfsburg 1-1 Sevilla: los rojiblancos siguen sin ganar en Champions
Artículo siguienteAthletic-Alavés: Un San Mamés lleno para animar a los leones