A diferencia de muchos clubes de la Bundesliga, el Bochum fue fundado ya bien entrado el siglo XX. Pocos han sido sus acentos positivos en el fútbol alemán, en una historia marcada por la lucha ante la adversidad.

Historia del Bochum 

No hay manera elegante de decirlo: el Bochum no es de los grandes de la Bundesliga. En su relativamente corta historia, que comenzó al ser fundado el club el 14 de abril de 1938, el equipo jamás ha ganado un título, ni en la Meisterschaft, ni en la Bundesliga, ni en Copa Alemana. Es más, ni siquiera es de los equipos estelares de la Cuenca del Ruhr, donde el Borussia Dortmund y el Schalke (actualmente en el purgatorio de la segunda división) han escrito las páginas futbolísticas más gloriosas para la aguerrida región minera. El Bochum tampoco fue de los clubes fundadores de la Bundesliga, en 1963.

La historia del Bochum se ha forjado en buena medida asumiendo esa áspera realidad. El club ha descendido seis veces a lo largo de su historia. Su permanencia más reciente en la segunda división fue larga: cuando comenzó, en el torneo 2010, el campeón de la Bundesliga era el Borussia Dortmund. En 2014, Bochum incluso estuvo a punto de irse a la tercera división y se salvó apenas en la penúltima jornada.

El Bochum quiere quedarse en Primera.
El Bochum quiere quedarse en Primera. Fuente: Deutsch Täglich

El cambio vino en 2018, cuando Thomas Reis, hasta entonces encargado de la cantera del Wolfsburgo, regresó al Bochum sustituyendo al experimentado pero poco exitoso Robin Dutt. Reis había sido jugador activo de Bochum de 1995 a 2003 y también había dirigido a las juveniles. El tan anhelado ascenso se produjo finalmente el torneo 2020/21, bajo la batuta de Reis.

Tres pichichis y una final truncada

No obstante su pedregosa historia, el Bochum ha marcado algunos acentos interesantes en el fútbol alemán. Uno de sus jugadores históricos es nada menos que Hermann Gerland, quien luego cobraría fama como co-entrenador del Bayern Múnich. Gerland jugó para Bochum de 1972 a 1984, completando 204 partidos de Bundesliga. Posteriormente fue entrenador del equipo, al cual dirigió 68 partidos de Bundesliga.

Del mismo modo, Bochum puede presumir en su palmarés la aportación de tres pichichis a la lista de goleadores de la Bundesliga: Stefan Kuntz en 1988, Thomas Christiansen en 2003, y en 2007 el griego Theofanis Gekas, que luego pasó sin pena ni gloria por el Bayer Leverkusen, el Hertha Berlin y el Eintracht Frankfurt.

Futuras estrellas desconocidas: Leon Goretzka
Aunque no lo creas: Leon Goretzka jugó para el Bochum antes de ser fichado por el Schalke, y luego, por el Bayern Múnich. Fuente: FED

Precisamente frente a Frankfurt, el Bochum pudo haber obtenido su primer trofeo en su historia, cunado disputó la final de la Copa Alemana. Sin embargo, perdió ese partido por la mínima diferencia, y el sueño se esfumó para no regresar.

El regalo de Tesche a Lewandowski

Mirar la realidad actual implica un panorama igual de cruel para el equipo de la Cuenca del Ruhr. Reis ha dicho que su intención es seguir los pasos del Arminia Bielefeld, que como recién ascendido logró la permanencia en el torneo anterior. Pero el ejemplo podría no ser el mejor. Bielefeld ocupa al 1 de octubre de 2021 el sitio de relegación, precisamente con los mismos puntos que Bochum.

Ver: Lewandowski vuelve a marcar en la victoria por 7-0 del Bayern sobre Bochum - Noticias del Mundo en español
Lewandowski marca en el 7-0 contra el Bochum. Fuente: Mundo

El mayor indicio del nivel y las posibilidades del club la dio el partido contra el Bayern Múnich: Bochum sufrió una goleada carente de piedad (7-0) en la que, incluso, Robert Tesche regaló de manera patética un gol a Lewandowski. Y aunque logró una semana más tarde empatar a cero con el Stuttgart, Bochum y el otro recién ascendido, Greuther Fürth, se van perfilando como fuertes candidatos a volver a la segunda división. 

Robert Lewandowski anota gol frente a la portería abierta de Bochum
Robert Lewandowski anota un gol a portería vacía. Fuente: Sven Hoppe

Sin el costarricense Cristian Gamboa, operado del codo y por lo mismo ausente, Bochum tratará de cambiar la tendencia ante una potencia en crisis. Después de todo, la historia entera del Bochum ha consistido en superar la más pronunciada adversidad. O, por lo menos, en intentarlo.

Footer
Artículo anteriorEl Napoli reina en Italia
Artículo siguienteRayo Vallecano 2 – 1 Elche: Encuentro agridulce para los franjiverdes
Soy de Benicarló (Castellón) estoy en tercero de ESO. Me gustaría ser periodista o profesor. Mi gran afición es jugar a balonmano en el CH Benicarló. También llevo las cuentas de Instagram: @vcf.aficio , @megadeporte_ , @vcf.aficio2 y @f1.fansspain