Esta frase resulta familiar. Es la que empleó Neil Amstrong a su llegada a la luna en 1969, la real decía: “Un pequeño paso para el hombre, un gran paso para la humanidad”

La realidad es que el Valencia molesta. Más allá de que sus directivos quieran empequeñecernos. Gracias a Bordalás y su método el Valencia vuelve a molestar a los equipos y aficiones a los que se enfrenta.

Cierto es que quizás el método no es el más ortodoxo, pero volver a molestar es algo que a los aficionados valencianistas nos gusta, como se dice en el refranero valenciano “tota pedra fa pared” (toda piedra hace pared). Y es que el Valencia históricamente siempre ha molestado.

El método empieza por plantear partidos con un bloque medio, en ciertas ocasiones, bajo y a partir de ahí que pasen pocas cosas. Es decir, partidos que a no ser que seas muy del Valencia no te apetece ver.

Sigue el método por meter las ocasiones que tienes, por tanto, si llegas tres veces meter dos y tratar de encajar lo mínimo posible, aunque esto aún está en proceso porque en todos los partidos encajas.

Una vez tienes la ventaja, hay que intentar parar el ritmo de partido en los mejores momentos del rival, para, aunque se añada al final del partido, enfriar a los jugadores rivales e intentar sacarlos del partido.

Cierto es, que hay partidos en los que el rival es superior, y por tanto el método, no puede saldarse con una victoria, así que, a falta de tres puntos, mejor llevarse uno que cero.

Y sino, que se lo digan a la Real Sociedad o al Celta que algunos aficionados en vez de mirar hacia dentro y ver porqué su equipo no consiguió superar al conjunto che, trataron de menospreciar apelando a que desapareciera; insisto, una minoría.

También tenemos, el tiempo en el que los jugadores se quedan en el suelo, porque según los números el Valencia es el equipo que más faltas recibe y el que más hace, eso lleva a que sea el equipo que menos tiempo efectivo juega en cada partido.

Luchando con Guedes por el balón. Fuente: Marca

Por ello, cobra especial importancia en algunos partidos los minutos finales en los que el conjunto de la capital del turia se ha llevado puntos en sendas ocasiones.

Finalmente, cuando hablaba al inicio de que históricamente molestábamos me refería a aquellos años en los que jugabas en Europa, peleabas ligas y ahora, simplemente, nos “conformamos” con molestar a los de arriba de la tabla y soñar con que un día volveremos a ser lo que éramos.

Footer
Artículo anteriorNapoli 3-2 Leicester City: El Napoli sigue en Europa League
Artículo siguienteEl Valencia se hace fuerte