El club altoaragonés ha comunicado está tarde la rescisión del contrato del mediocentro gallego Mosquera. Esta ya es la cuarta rescisión de contrato desde que finalizó la temporada, la tercera en tres días.

Mosquera jugando con el Huesca en Primera División. Fuente: Heraldo
Mosquera jugando con el Huesca en Primera División. Fuente: Heraldo

Otro cesado más

Como se habló ayer tras la rescisión del contrato de David Ferreiro, la nueva dirección deportiva de la SD Huesca se está ‘aficonando’ ha cesar el contrato a sus jugadores con las fichas más altas para acelerar así el proceso de salida de estos, pero sin poder sacar ningún beneficio por estos ya que quedan como agente libre. El último en sumarse a la lista formada por Julio Buffarinni, Pablo Ínsua y Ferreiro ha sido otro gallego, Pedro Mosquera.

Desde hace varias semanas se apuntaba a que era uno de los jugadores que podía salir aunque el siempre quiso renovar su contrato con el Huesca. La semana pasada aumentaron los rumores sobre que la renovación ya estaba hecha pero algo se ha torcido para que la directiva oscense tome esta drástica decisión, teniendo en cuenta que Mosquera estaba llamado a pasar reconocimiento médico en el día de mañana.

Mosquera jugando frente al Gerona en 2019. Fuente: Sportaragon

Su etapa en el Huesca

Pedro Mosquera llegó a el Altoaragon en la campaña 19-20, cuando el equipo oscense acababa de descender a Segunda División. Esa misma temporada formó un centro del campo imparable junto al gallego Juan Carlos Real y al vasco Mikel Rico para devolver al Huesca a primera como campeón de La Liga Smartbank.

La siguiente campaña en Primera fue un jugador importante tanto para Michel como para Pacheta aunque estuvo lesionado gran parte de la temporada y llego al tramo final para conseguir varias victorias de peso aunque finalmente el equipo volviera a descender a Segunda División.

La pasada campaña comenzó siendo un hombre importante con Naxo Ambriz aunque sus minutos se fueron restando. Meses después de la llegada de Xisco Muñoz volvió a ser un jugador importante formando una gran pareja de pivotes con el valenciano David Timor, destacando su partidazo frente al Almería donde freno a todo un Umar Sadiq.

Footer
Artículo anteriorFranck Kessié: el comodín
Artículo siguienteEl Chelsea le echa el ojo a Cristiano Ronaldo
Seguimos sin reblar