El de Logroño llega a la Costa del Sol tras la finalización del contrato que le unía al Valladolid. Es extremo pero puede jugar también de carrilero o lateral derecho. Firma dos temporadas.

El Málaga hace oficial un fichaje para nada esperado aunque necesario ya que las bandas no están muy cubiertas que digamos. Ha estado mucho tiempo lesionado, y realmente es una incógnita lo que le puede aportar al equipo andaluz.

Pablo Hervías entrenando (Real Valladolid Media)

Es un extremo rápido, con un buen uno contra uno y gran disparo. En su mejor nivel ha sido capaz de ser titular indiscutible y un pilar en los equipos donde ha estado. Pablo es un gran tirador de faltas también.

Fue criado en la cantera de la Real. En 2015, llega a Pamplona en forma de préstamo y no lo hace nada mal. El equipo Txuri-Urdin decide cederlo otra vez, pero en este caso al Real Oviedo. Vuelve a hacerlo a un nivel más que aceptable y el siguiente año vuelve a salir cedido (por última vez) al Elche. Aquí lo hizo parecido a sus anteriores préstamos. Al siguiente año se marcha libre al Eibar, donde prácticamente no participa; y el Valladolid le da una oportunidad. Lo hizo bien hasta que en el 2020 (aproximadamente) empieza a tener demasiadas lesiones. Y este año, como he dicho antes, aterriza en Málaga en busca de volver a encontrarse como futbolista.

Footer
Artículo anteriorOFICIAL: Kostic ficha por la Juventus
Artículo siguienteSouthampton-Leeds United: Los Whites quieren prolongar su buena racha
Hablo sobre el Málaga. A pesar de no estar en nuestros mejores años a veces hay que bajar al barro para ser más grandes que antes.