Un fuerte Zaragoza daña a un débil Sporting en la jornada 6 de LaLiga SmartBank. Víctor Mollejo adelantó a los locales en la segunda parte.

Primera parte

El Zaragoza empezaría de forma exquisita y la primera la iba a tener con un diestrazo potentísimo Manu Molina, que ponía las intenciones bastante claras. Acto seguido el Zaragoza seguiría comandando el partido con las incursiones de Manu Molina, Víctor Mollejo y Guiliano Simeone que iba a terminar la primera parte con la nariz ensangrentada debido a una patada involuntario de su compatriota Cali Izquierdoz.

El Sporting de Gijón pasaría muy desapercibido durante la primera parte, simplemente un lento cabezazo de José Gragera haría ilusionar un poquito a los sportinguistas.

Y al final de la primera parte Diego Mariño daría el susto después de una intervención que lo dejaría tendido en el suelo.

Primera parte del Real Zaragoza-Sporting: al Real Zaragoza solo le falta el gol
Vada disputando un balón. Fuente: Heraldo de Aragón

Segunda parte

Empezaba la segunda parte con un fuerte Zaragoza que en el minuto 51 se iba a adelantar por medio de Víctor Mollejo. Rondando el minuto 60 la iba a tener Djuka, esta vez un mano a mano solo contra Christian Álvarez que saldría muy alejado de los tres palos.

Zaragoza y Sporting. Fuente: Diario AS

Con el transcurso de los minutos el Zaragoza se haría muy fuerte. En los compases finales el Sporting mejoraría algo con los cambios pero no serían suficientes para llevarse los 3 puntos.

Ficha técnica

XI Zaragoza: Christian Álvarez, Fran Gámez, Lluis, Jair, Fuentes, Manu Molina (Petrovic), Vada (Larra), Jaume, Bermejo (Puche), Mollejo (Francho), Simeone (Azón).

XI Sporting: Mariño, Insua (Bamba), Cali, Guille, Diego, Gragera, Pedro, Zarfino (Cristo), Otero, Aitor (Queipo), Djuka (Milovanovic).

Árbitro: Oliver de la Fuente

VAR: López Toca

Footer
Artículo anteriorRayo Femenino 1-3 Osasuna Femenino: La estrategia decide el partido.
Artículo siguienteFC Andorra 2-0 SD Eibar: Los andorranos se fortalecen en casa ante un Eibar irreconocible
Sporting como filosofía de vida