El Real Oviedo se ha movido de la mejor manera posible en este mercado pero los fchajes no están funcionando y el Oviedo ha empezado bastante mal en la presente temporada.

¿Problemas de adaptación o inmadurez?

No es un secreto para nadie que al Real Oviedo han llegado muchos jugadores, algunos con mucha experiencia como Ángel Montoro, una persona ya curtida en el mundo del fútbol, pero ha llegado gente como Aceves que es un canterano de Pachuca muy joven o Marcelo flores, mexicano canterano del Arsenal.

El caso es que por A o por B el Oviedo de Jon Pérez Bolo no termina de arrancar ni convencer, solo 2 goles en 6 partidos y los 2 de penalti, por tanto el Oviedo no crea ni funciona a partir de medio campo. En defensa el equipo está funcionando de 10 pero el problema está arriba, además de no acabar de cuajar la delantera, Bolo no sabe si jugar con un 4-3-3 o un 4-4-2 y encima de todo esto, Viti Rozada, extremo titular, está lesionado y juega Marco Sangalli, alguien que sabemos que no da el nivel.

Bolo en pretemporada con el Real Oviedo. Fuente: LaVozDeAsturias

¿El problema está en el entrenador?

Lo que ha hecho Ziganda es algo increíble, casi se mete a los Play-Off con el Oviedo cuando temporadas atrás nos salvó del descenso y casi consiguió esa hazaña impresionante. Este mercado de verano se marchó al Huesca para buscar nuevos proyectos y porque no le dieron lo que pedía a nivel de plantilla y de proyecto del equipo.

Sinceramente pienso que hay que dejar tiempo al entrenador para poner su estilo de juego y que el equipo vaya cogiendo confianza además de conocerse y hacer migas, algo importante si quieres que un equipo funcione como dios manda y se convierta en el equipo que todos los aficionados carabayones buscamos.

El Oviedo celebrando el gol de la victoria. Fuente: Lanuevaespaña
Footer
Artículo anteriorNo hay parón para el Castellón
Artículo siguienteEste jugador del Everton abandonará el club en las próximas semanas