Tras una temporada arrolladora en Primera RFEF, el Racing debía reforzarse de cara a su regreso a LaLiga Smartbank. Tras cuatro jornadas y el fin del mercado llegan las dudas. ¿Cómo ha sido en realidad el mercado del cuadro cántabro?

Inicio muy intenso

Martija tenía la difícil labor de conformar una plantilla que permitiera al Racing volver asentarse de una vez en el futbol profesional. El mercado del Racing comenzó muy fuerte, y de inicio, muy ilusionante. Pese a la perdida de dos de sus jugadores fundaméntales en el ascenso (Pablo Torre y Patrick Soko) eran muchos los jugadores que llegaban e ilusionaban al racinguismo. El mercado comenzó con la incorporación de Rubén Alves, un joven central con experiencia en segunda división que disputó la anterior campaña con el Ibiza. La segunda incorporación fue la de Alfon, extremo con una gran proyección que llegó cedido por una temporada procedente del filial celeste. Después de ellos se sumaron dos jugadores para la medular del equipo, Juergen Elitim y Aritz Aldasoro. Ambos con experiencia en LaLiga Smartbank, aunque Juergen llegaba cedido por el Watford tras una buena temporada con el RC Deportivo en Primera RFEF, y Aldasoro de un descenso con el filial de la Real Sociedad.

Aritz en su presentación con el Racing: Fuente: Real Racing Club

Ilusionantes incorporaciones

Seguía a buen ritmo el mercado del Racing, que no se hacía esperar, con varias incorporaciones semanales. Llegaron Matheus, delantero centro que tenía que recuperar su mejor versión, Jokin Ezkieta, guardameta procedente del Athletic Club, que estuvo en el Barcelona, llegando a debutar con el primer equipo, y Dani Fernández, considerado uno de los mejores laterales de Primera RFEF. Después de ellos llego el turno de Peque, atacante procedente del filial del Barça, en este caso una apuesta personal del mister, que ya lo conocía bien de su etapa en la UE Cornellà. Tras varias semanas de rumores sobre su futuro llego el, a priori, más ilusionante fichaje del Racing. Íñigo Vicente llegaba procedente del Athletic, tras varias destacadas temporadas en segunda.

Íñigo en su presentación. Fuente: El Diario Montañés

Últimos detalles

Para cerrar la plantilla llegaron los que deben ser jugadores diferenciales. Poco antes del inicio de la competición llegaron dos incorporaciones a la zaga verdiblanca, Germán Sánchez, veterano central procedente del Granada, que venía de militar en Primera División, y Saúl García, canterano racinguista que regresaba a casa 10 años después. Con la temporada ya iniciada se cerraron las incorporaciones de Mboula, extremo cedido por el Mallorca, y Sekou Gassama, delantero centro también cedido, en este caso, por el Valladolid. Con la incertidumbre del último día de mercado llego el último fichaje. Tras rescindir con el Cádiz, Jorge Pombo firmo por dos temporadas con el Racing.

Presentación de Jorge Pombo. Fuente: COPE

Valoración y polémica

Tras cuatro jornadas, y el fin del mercado, llegan las dudas. Aunque a priori el Racing ha realizado un buen mercado sumando experiencia en primera y segunda, es el único equipo que todavía no ha encajado un gol, y tampoco ha puntuado. Por todo esto, ha surgido la polémica de sí realmente el Racing hizo uso del dinero del que disponía, en principio, unos 10 millones, dicho por el propio presidente. Resulta, que a palabras de Mikel Martija, solo tuvieron 7 millones. ¿Qué paso con esos tres millones?

 

 

 

 

 

 

Footer
Artículo anteriorEl mercado de fichajes del Mirandés
Artículo siguienteOFICIAL: Pjanic deja el Barça y pone a rumbo a los Emiratos Árabes
Cántabro y racinguista.