Estos son varios futbolistas que, según la idiosincrasia de fichajes del Mirandés, podrían llegar como refuerzos el próximo verano.

Los primeros rumores

Quedan dos semanas para el inicio del mercado de fichajes y ya empiezan a sonar los primeros rumores. Hasta la fecha, varios jugadores empiezan a relacionarse con el Mirandés, aunque hasta el momento no se ha hecho nada oficial. Desde que el club jabato llegó a Segunda División, su filosofía de fichajes se ha basado en la incorporación de jovenes mediante cesiones y la contratación de futbolistas veteranos.

Este contraste le ha valido para salvarse con holgura durante tres temporadas y parece que la idiosincrasia va a seguir siendo la misma, por lo que a continuación se van a exponer varios fichajes que encajarían en el equipo rojinegro a partir de las características de incorporaciones anteriormente mencionadas.

Portería

El portero titular de esta temporada, Raúl Lizoain, no ha renovado y se ha marchado, por lo que el único portero con el que cuenta el Mirandés es Ramón Juan. El club jabato ha tenido normalmente guardametas veteranos, de manera que uno de los posibles fichajes para la próxima temporada podría ser Makaridze, un arquero de 32 años, internacional con Georgia, que acaba contrato el próximo 30 de junio. A pesar de no haber contado con muchos minutos esta campaña, fue importante en su primer año en el Almería. Vendría a Miranda de Ebro con el rol de titular.

Imágen de Makaridze, exportero del Almería. Fuente: udalmeriasad.com

Defensas

La mayoría de futbolistas que han formado parte de la defensa este año estaban cedidos, por lo que esta zona se ha quedado muy despoblada y el club rojinegro necesita refuerzos. En el lateral derecho podría llegar otro jugador del Almería que acaba contrato: Aitor Buñuel. También vendría con el rol de titular y es un jugador joven, de manera que encajaría en la filosofía Mirandés.

Actualmente no hay ningún defensa central que vaya a continuar en la 22/23, por lo tanto se tendrían que hacer muchas incorporaciones en esta parcela. Esteban Burgos y Etxeita serían buenos refuerzos a coste cero que aportarían experiencia, mientras que las incorporaciones mediante cesión de Carlos Domínguez (Celta B) y Kike Hermoso (Betis Deportivo) generarían mucha competencia en el centro de la zaga, ya que los dos futbolistas han tenido muchos minutos en el filial y alguna oportunidad con el primer equipo.

En el lateral izquierdo también ha habido un éxodo masivo, por lo que es otra parte donde se necesitarían dos fichajes. Andoni López, un lateral de 26 años que acaba contrato, sería un refuerzo ideal ya que tiene experiencia en Segunda División y aún no ha explotado en LaLiga SmartBank. La segunda incorporación sería la de Diego Pampín; al capitán del Celta B se le ha quedado pequeña la Primera RFEF, de manera que dar el salto a la categoría de plata con 22 años sería idóneo tanto para el jugador como para el Mirandés.

Imágen de Etxeita, exfutbolista del Eibar. Fuente: mundodeportivo.com

Centrocampistas

Esta es la parte del campo donde menos futbolistas se tienen que incorporar ya que el equipo jabato cuenta con dos mediocentros y un mediapunta. Roberto Olabe sería uno de los jugadores que se ficharía gratis para el centro del campo, tanto por su calidad y como por su trayectoria en la categoría de plata (acumula 75 partidos en LaLiga SmartBank). El otro nombre que llegaría en forma de cesión a Miranda de Ebro sería el de Holsgrove. Se trata de un escocés que ha disputado muchos minutos con el Celta B (se han quedado a 1 punto del Playoff de ascenso) y que en la anterior temporada ya contó con algunas participaciones con el primer equipo. Su salida se podría dar debido al gran número de medios que hay en el Celta.

La posición de mediapunta es la única en la que solo vendrían futbolistas de Primera RFEF en forma de préstamo. Estos son Mario Soriano y Luismi Cruz, canteranos del Atlético y el Sevilla respectivamente. El primero suena para otros equipos de LaLiga SmartBank como consecuencia de su buena temporada en el Deportivo, con el que ha sido indispensable en los Playoff de ascenso (2 goles y 1 asistencia), por lo que sería un gran refuerzo. El segundo es una de las perlas de la cantera sevillista; ha completado una gran campaña en la categoría de bronce con el Sevilla Atlético (5 goles y 5 asistencias), a pesar del descenso del filial hispalense a Segunda RFEF.

Imágen de Mario Soriano, futbolista que estuvo cedido en el Depor la pasada temporada. Fuente: riazor.org

Extremos

En la parte izquierda del ataque también tendrían que llegar dos fichajes ya que Íñigo Vicente y Riquelme no continuarán la próxima temporada. El objetivo de Óscar Arribas y Óscar Aranda sería mantener el mismo nivel que sus antecesores, tarea complicada ya que han sido dos de los mejores futbolistas de Segunda. Arribas llegaría libre y tendría una nueva oportunidad para demostrar que puede ser regular, mientras que Aranda vendría como una de las perlas del Real Madrid Castilla tras rendir a buen nivel en el filial blanco.

Con los extremos derechos sucedería lo mismo que con los zurdos: llegarían dos futbolistas de Primera RFEF cedidos. El primer jugador que llegaría al Mirandés sería Juan Artola, un futbolista de 22 años que ha sido indiscutible en el Bilbao Athletic durante varias temporadas. El otro nombre que llegaría a tierras castellanas sería el de Juanlu Sánchez, un jugador que con tan solo 18 años ya ha disputado muchos minutos con el Sevilla Atlético y ha debutado con el primer equipo.

Imágen de Óscar Aranda, una de las sensaciones del Real Madrid Castilla. Fuente: elmundo.es

Delanteros

Sustituir a Sergio Camello y a sus 15 goles va a ser una tarea muy difícil que van a tener los delanteros del equipo jabato para la próxima temporada. En este caso, todos ellos llegarían cedidos a Anduva. El primero de ellos sería Giuliano Simeone, el hijo pequeño del ‘Cholo’ Simeone. Se trata de un goleador nato que este año ha explotado en Tercera RFEF con 25 goles en el Atlético B y que suena también para otros equipos de LaLiga SmartBank.

El segundo de ellos sería otro futbolista propiedad del Atlético: Borja Garcés. A pesar de que este no ha sido su mejor año, hace dos temporadas demostró en el Fuenlabrada ser un gran goleador, por lo que Miranda de Ebro podría ser un buen destino para recuperar su mejor nivel. El último jugador que podría volver es un viejo conocido: Alejandro Marqués. Desde la llegada de Etxeberria al banquillo rojinegro ha contado con muchas oportunidades y ha marcado unos cuantos goles, de manera que su vuelta al Mirandés sería una posibilidad muy real.

Footer
Artículo anteriorJandro Orellana opción para el Alavés
Artículo siguienteEl Getafe con todo a por Mariano
Me llamo Eric Tejero, soy estudiante de 2° de Periodismo y un friki del fútbol. Actualmente escribo en MDFútbol. Contacto: erictejero24@gmail.com