Después de la llegada de un nuevo director deportivo, los azulgranas solamente han podido incorporar a nueve jugadores además de llegada al banquillo del Cuco Ziganda. El ajustado límite salarial con respecto al del año pasado ha sido el principal problema que ha tenido que enfrentar Ángel Martín González en este mercado.

Cambios en la directiva

Antes de que se acabara la temporada 21-22, el Huesca hizo muchos movimientos en la cúpula directiva del club. Estos cambios empezaron con el despido del director deportivo Rubén García que llevaba dos temporadas en el club y la llegada de Ángel Martín González. Poco después, Manolo Torres asumía el cargo de presidente institucional que hasta ese momento se encontraba vacante y este seguiría formando parte de la comisión ejecutiva que está ejerciendo el puesto de consejero delegado.

Los nuevos fichajes del Huesca celebrando un gol contra el Tarragona. Fuente: Heraldo

La llegada de Ziganda

Unas semanas después del fin de la temporada y de la llegada de Ángel Martín González, el Huesca hacia oficial la llegada de Ziganda tras muchos rumores. El entrenador navarro dejaba unos días antes el Real Oviedo, equipo con el que estuvo a punto de conseguir entrar en Play Off.

El nuevo cuerpo directivo azulgrana posando en el banquillo. Fuente: SD Huesca

Bajas

En total han sido once jugadores los que han abandonado el Huesca en este mercado de fichajes, comenzando por Gaich, Ignasi Miquel y Poveda que han vuelto de sus cesiones. A estos se añadían rápidamente Jaime Seone y Mikel Rico que acababan contrato con el club. Las bajas más sensibles han sido las rescisiones de contrato de Ínsua, Mosquera, Ferreiro y Bufarinni debido a que su salario era inasumible para el club debido al bajo límite salarial. En los últimos días de mercado, Sandro Ramírez y Álvaro Fernández han salido cedidos hacia Las Palmas y Espanyol respectivamente.

Mikel Rico y Ferreiro reencontrados en el Cartagena. Fuente: CF Cartagena

Altas

Antes incluso de que se hiciera oficial la llegada de Ziganda, Patrick Soko se convertía en jugador azulgrana tras su gran paso por el Racing de Santander. Los defensas Ignasi Villarasa y Jeremy Blasco se incorporaban al equipo que necesitaba reforzar estas posiciones tan frágiles. Poco antes del inicio de la pretemporada, Aboubakary Kanté y Kento Hashimoto llegaban al club oscense como fichajes bastante desconocidos pero que están dando muy buen rendimiento. Ya empezada la temporada, Juan Villar y Óscar Sielva eran los siguientes fichajes que aún no han empezado a arrancar, junto con Rubén Pulido y Carrillo que llegaron los últimos días del mercado.

Footer
Artículo anteriorEl Málaga finaliza el mercado
Artículo siguienteDe los récords al pozo de 2ªB
Seguimos sin reblar