El cuadro albiazul ha anunciado la renovación del banda izquierda y amplía el contrato hasta 2025. Con esto frena drásticamente su fichaje por el Betis.

El Deportivo Alavés ha oficializado la renovación de Rioja hasta 2025. El “11” albiazul amplía su contrato dos temporadas más para seguir siendo indiscutible en los planes del conjunto de Paseo de Cervantes. El jugador, indiscutible, esta temporada en la banda izquierda, suma todos los partidos del cuadro vasco esta temporada, tan solo ha sido suplente frente al Valencia, en la jornada 3, y contra el Unami, en Copa. En ambos salió en la segunda mitad.

Joselu y Luis Rioja celebran el gol. Fuente: El Universal

Luis Rioja llegó a Vitoria hace un par de temporadas tras brillar en Segunda división con el Almería, para ocupar una posición en la que la anterior temporada, Jony, brilló a las mil maravillas. Su primera temporada, 19/20, fue cuestionado y no tuvo una buena temporada. Ya fue en la segunda temporada en la que entró más en juego, 35 partidos, 4 goles y 2 asistencias en liga. Donde cuajó un final de temporada brillante con Javier Calleja al mando. Esta temporada es el máximo activo de la plantilla, sin ser el máximo goleador, es una de las mejores parejas de baile para Joselu. En 15 encuentros suma un gol y una asistencia. En Copa suma 2 asistencias y un gol.

Rioja con el balón. Fuente: Marca

Con esta renovación el Alavés da un golpe sobre la mesa. El de Las Cabezas de San Juan, era uno de los jugadores candidatos a salir en el mercado estival y con esta noticia deja esos rumores en meros comentarios. Con este movimiento Rioja se convierte en una referencia aún más grande para el Deportivo Alavés, y uno de los jugadores franquicia de la plantilla actual.

Footer
Artículo anteriorSergio Herrera renueva hasta 2026 y Areso se lesiona de gravedad
Artículo siguienteAbrochense los cinturones
Soy un seguidor del Alavés desde pequeño. Ya que me he criado en un ambiente alavesista tanto en casa como en la ciudad de donde soy, Vitoria. Me encanta el fútbol y me gusta tanto verlo como jugarlo.