El colegiado Moreno Aragon será recordado durante un tiempo en el Carlos Belmonte, por desgracia, no con buen recuerdo

Todo ayudó en el día de ayer para que el volcán que puede ser el Carlos Belmonte entrará en erupción, el buen juego de los locales y las ocasiones falladas, los errores arbitrales y el gol de la Ponferradina sobre la bocina fueron los detonantes de la pitada que se vivió al final del partido.

Con el permiso de Edu Espiau, el colegiado del encuentro fue la figura más diferencial, la tarjeta roja a Riki Rodríguez por una falta en campo contrario (cuando el jugador berciano estaba cayéndose) fue la acción más polémica del partido. Pero la que se vivió en la primera mitad no se queda corta, el árbitro pitó una falta sobre Duba en vez de dar la ley de la ventaja, ya que Juanma se iba totalmente solo contra el portero. 

Duba intenta ganar un duelo aéreo. Fuente: @albacetebp

Las repetidas faltas y las pocas llegadas de los bercianos les sirvieron para llevarse los tres puntos. Por otro lado, el Albacete vuelve a perder un partido dando una gran imagen de juego y valentía, pero sin recompensa por culpa del arquero.

El broche de oro llegó cuando Edu Espiau y parte del cuerpo técnico visitante se encararon con la grada en el gol, seguidamente, los manchegos reclamaron un penalti sobre Rubén Martínez, así  difícilmente va a conseguir José Gomes el famoso «respeto» que pidió airadamente para su equipo.

Los jugadores manchegos protestan una acción. Fuente: @laliga
Footer
Artículo anteriorTenerife-Málaga: Duelo a vida o muerte
Artículo siguienteTras la lesión de Ortuño, ¿Es Sadiku el hombre indicado para cubrirle?
Estudiante con residencia en Albacete y abonado al Alba. Estoy en Instagram como @info.albacetista1992.