A pocos días de terminar el año, el Levante UD se encuentra sumido en lo más profundo de una crisis que afecta a todas sus áreas. Una cosecha de tan solo 8 miserables puntos en 18 jornadas, un récord histórico (que sigue creciendo) de 26 partidos consecutivos sin ganar en primera división, un rendimiento en cancha que deja mucho que desear y una, aparentemente, nula visión en cuanto a lo que es el proyecto futbolístico futuro son algunos de los ingredientes que han hecho estremecer en los últimos meses a los aficionados granotas.

En pocos días, un nuevo año llega con muchas oportunidades. En todas partes del mundo comienzan las resoluciones para el nuevo año y en La Liga se abre un nuevo mercado que hace soñar a los seguidores con una nueva reestructuración del plantel que permita mantener vivo el sueño de la permanencia en Primera División.

Pese a esto, el Levante no es un equipo que acostumbre a animar el mercado de fichajes y si algo aprendimos del pasado mercado de verano (donde solo se lograron pocas incorporaciones y no se logró dar salida a varios jugadores que ya han cumplido su ciclo) es que el club debe salir con un objetivo claro en esta nueva ventana de transferencias.

En el marketing existen tres conceptos que pueden ser utilizados como guía para describir la que debería ser la brújula en las próximas semanas y que hablan tanto de lo que se debe hacer como club como de lo que se puede hacer, que, probablemente dada las circunstancias actuales del club, son cosas bastante distintas. Los tres conceptos son: necesidad, deseo y demanda.

Necesidad

Las necesidades son aquellas carencias inherentes a los individuos y en este caso, a la plantilla del Levante UD. La principal de ellas es la búsqueda de un defensor central. Alessio Lisci, el entrenador, ya ha manifestado este deseo al club y es evidente por qué. Shkodran Mustafi, que llegó libre el pasado mercado de fichajes y que ya iba solificando su presencia como titular, sufrió una lesión que lo mantendrá alejado de las canchas por al menos 3 meses. Sergio Postigo, uno de los referentes del plantel, ha tenido bastantes molestias físicas esta temporada y solo ha estado presente en 3 encuentros. Además, ninguno de los otros centrales ha sido prenda de garantía en una zaga que constantemente recibe goles (solo 3 porterías en cero en lo que va de La Liga).

El defensor central Shkodran Mustafi será baja por al menos 3 meses priducto de un esguince de rodilla. Fuente: AS

Deseo

Los deseos son actos voluntarios y dependen directamente de las características como de la cultura del individuo, en este caso, los deseos son los de la afición. Las gradas piden a gritos jugadores con sentimiento y que dejen todo sobre el verde defendiendo los colores del equipo. El principal deseo de este equipo tiene nombre y apellido y es Vicente Iborra. El de Moncada milita actualmente en el Villarreal y a sus 33 años podría estar en el momento perfecto para regresar a un Levante que necesita de manera urgente un emblema de identidad y liderazgo. El único problema para su regreso podría ser su salario, bastante por sobre los que paga actualmente el club a algunos de sus jugadores, pero de darse varias condiciones el regreso de uno de los hijos pródigos de la Cantera Granota podría ser precisamente lo que necesita el club.

Vicente Iborra, ex canterano del Levante, dejó el club el año 2013. Fuente: UEFA

Demanda

Finalmente, la demanda es la realización de un deseo sujeta a los recursos disponibles, es decir, qué puede realmente hacer el club y qué se le puede exigir en este sentido al club. Para los aficionados la situación parece estar bastante clara en ese sentido. El club debe tomar acción en cuanto a la renovación de jugadores que pueden ser clave para el equipo en los próximos años como es el caso de Pepelu, ex canterano que hasta esta temporada había vivido en el exilio de las cesiones y que se ha convertido en uno de los puntos altos de este equipo cada vez que juega como titular. Por otro lado, son varios los jugadores que deben salir del club tanto por su edad, rendimiento, salario o una mezcla de las tres como es el caso de Coke Andújar. El lateral derecho no solo ha estado lejos de la forma que lo convirtió en ídolo en la temporada que estuvo a préstamo desde el Schalke 04, si no que además se ha visto envuelto en varias polémicas que han colmado la paciencia de la afición. Cabe mencionar, además, que su ficha es una de las más altas de la plantilla. Además el Levante deberá comenzar a pensar en blindar a jugadores que han tenido buenos rendimientos y que son jóvenes como Dani Cárdenas y Jorge de Frutos para potenciar un plan a largo plazo que permita que los aficionados granotas puedan aspirar a mucho más que una simple permanencia en Primera División.

Coke Andújar es uno de los jugadores más cuestionados de la plantilla y su alta ficha lo convierte en uno de los principales candidatos a abandonar el club. Fuente: Marca

Mercado de Invierno

El mercado de fichajes de invierno de La Liga Santander abre el próximo 3 de enero y finaliza el 31 de enero a la medianoche.

Footer
Artículo anteriorAsí será ‘La Cattedrale’, el nuevo estadio de Milan e Inter
Artículo siguienteLa vuelta de Godín a Madrid depende del Atlético
31 años. Estudiante de Doctorado de la University of Birmingham. Amo el fútbol y a mi Levante Unión Deportiva. Futuro jugador de Rugby 7s.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí