Hace pocos días se cerró el mercado de fichajes en el fútbol español y el Levante Unión Deportiva terminó con una plantilla que da más certezas que dudas de cara a la pelea por el ascenso a Primera División. Los granotas sumaron varias caras nuevas además de mantener varios nombres propios que permiten a la afición, a lo menos, ilusionarse.

A las 23:59 el mercado de fichajes se cerró oficialmente para el fútbol español y el Levante de la Segunda División terminó su participación en esta ventana de transferencias con un balance, a priori, positivo. En total fueron 8 los jugadores que se sumaron a la plantilla para suplir las variadas salidas necesarias para la reestructuración del equipo de la mano del director deportivo, Felipe Miñambres.

Tras la salida de varios nombres propios del equipo como José Luis Morales (gratis al Villarreal) y Roger Martí (al Elche por 3 millones) la dirección deportiva contaba con la dura tarea de conformar una plantilla competitiva con el poco margen para maniobrar que le dejaba el lastre financiero del período anterior. Pese a este escenario, la sapiencia de Miñambres se hizo notar y con varios movimientos de mercado (algunos aplaudidos como el préstamo con prima por Dani Gómez al Espanyol o la cuestionada salida a coste cero de Aitor Fernández al Osasuna) poco a poco se logró liberar la masa salarial necesaria para inscribir a nuevos jugadores.

Cesiones y jugadores libres

La principal estrategia de Miñambres fue el intentar gastar lo menos posible durante esta ventana de transferencias de manera tal que los aproximadamente 10 millones de déficit del curso anterior pudieran irse eliminando con cada salida y no mermar la capacidad de inscribir, incluso, a los jugadores renovados.

De los 8 jugadores fichados en esta ventana, 3 de ellos (Montiel, Iborra y Wesley) fueron cedidos desde otros clubes sin una prima asociada (y tanto Iborra como Wesley cuentan con opción de compra). Otros 4 (Álex Muñoz, Femenías, Musonda y Róber Ibáñez) llegaron al Ciutat como jugadores libres siendo Mohamed Bouldini el único jugador por el que se desembolsó por su pase (900 mil euros al Fuenlabrada).

Sin duda alguna la estrategia le sirvió a Miñambres, que logró fichar al menos un jugador en cada línea del campo de juego.

Salidas inesperadas

Para paliar el déficit financiero el Levante debía vender. Nombres como los de José Campaña y Jorge De Frutos parecían ser las mejores apuestas para lograr elevadas cifras de trapaso. Sin embargo, la dirección deportiva optó por dejar salir a otros jugadores para liberar tanto salarios como para recaudar ingresos por traspasos.

A la antes mencionada salida de Roger Martí al Elche, se sumaron Enis Bardhi al Trabzonspor turco, Mickaël Malsa al Real Valladolid y Gonzalo Melero a la Almería.

Plantilla con calidad de sobra

Finalmente el Levante se enfrentará a la temporada 2022/23 de LaLiga Smartbank con una plantilla que, verdaderamente, apunta a ser una de las mejores de la categoría y que obliga a los granotas a buscar el ascenso como única posibilidad.

Porteros: Dani Cárdenas, Joan Femenías

Defensores: Son Hidalgo, Enric Franquesa, Róber Pier, Shkodran Mustafi, Ruben Vezo, Álex Muñoz, Marcelo Saracchi, Marc Pubill.

Mediocampistas: Pablo Martínez, Pepelu, Vicente Iborra, Jorge de Frutos, Joni Montiel, Charly Musonda, José Gómez Campaña.

Delanteros: Wesley Moraes, Roberto Soldado, Alejandro Cantero, Roger Brugué, Róber Ibáñez, Mohamed Bouldini.

Será con esta plantilla que el Levante continuará su odisea hacia el retorno a Primera División.

Footer
Artículo anteriorEl mercado del FC Cartagena
Artículo siguienteAlavés 1-1 Las Palmas: Juego amarillo finalización albiazul
31 años. Estudiante de Doctorado de la University of Birmingham. Amo el fútbol y a mi Levante Unión Deportiva. Futuro jugador de Rugby 7s.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí