El Gaditano finalmente se marcha cedido al Málaga por el RCD Espanyol hasta final de temporada.

No es novedad que Álvaro Vadillo escaseaba de minutos. Por eso él ha decido buscar un sitio donde le garantizaran que pudiera jugar.

Él es extremo izquierdo pero puede jugar también de derecho. Cuando estuvo en el Granada hizo las mejores temporadas de toda su carrera, es por ello que el Celta cuando a Álvaro se le acabó el contrato decidió ficharle. En la pretemporada no les convenció y decidieron cederlo al equipo perico hasta final de temporada con una opción de compra obligatoria en caso de ascender.

En el Espanyol tuvo un rol de segundo arma, un suplente de garantías. El problema fue cuando en primera él se quedó sin hueco.

Vadillo jugando contra el Alcorcón la pasada temporada (Diario de Alcorcón)

Málaga y Álvaro esperan salir ganando en esta operación. Gran movimiento de ambos que, si todo sale como lo esperado, será una gran incorporación para los intereses de Jose Alberto.

Footer
Artículo anteriorRober González, el regalo más esperado
Artículo siguienteEibar 1-2 Mallorca: Regalo adelantado para los bermellones
Hablo sobre el Málaga. A pesar de no estar en nuestros mejores años a veces hay que bajar al barro para ser más grandes que antes.